Buscar este blog

viernes, 29 de septiembre de 2017

Las lesiones, un dolor de cabeza

;


Las lesiones de varios jugadores son un verdadero dolor de cabeza para el director técnico de la Selección boliviana, Mauricio Soria, quien ayer dejó abierta la posibilidad de reemplazar algunas plazas por las dolencias que tienen algunos futbolistas.

Por ejemplo, Marvin Bejarano, de The Strongest, acusa un problema en el recto anterior de la pierna izquierda y de acuerdo con la ecografía que le realizaron ayer por la tarde, deberá estar al margen de la práctica activa por lo menos diez días.

Otro atigrado, Diego Wayar, tiene un problema en el muslo de la pierna derecha. El defensor Mario Cuellar se encuentra con una “paralítica” en una de las piernas y ayer no jugó en el partido que su equipo disputó frente a San José, en Warnes. Soria dijo que Cuéllar se presentará hoy a la concentración y será evaluado por el cuerpo médico.

Edward Zenteno, que acusa un desgarre muscular en el muslo de la pierna izquierda, se presentó ayer por la mañana en el hotel de concentración e inmediatamente se le hizo una resonancia magnética. En este caso, el propio jugador comentó que “es difícil que juegue, vamos a apurar los plazos de recuperación y veremos cómo evolucionamos en los siguientes días”.

En el mejor de los casos, Zenteno llegaría para el encuentro del martes 10 de octubre frente a Uruguay, en Montevideo. Ante cualquier eventualidad, Soria tomó sus previsiones y convocó para ese puesto a Maximiliano Ortiz de Blooming.

COMENZÓ CON 12

A la primera sesión que se realizó ayer por la tarde en el escenario miraflorino participaron los siguientes jugadores: Leonel Justiniano, Ronald Raldes, Juan Carlos Arce, Leonel Justiniano, Pedro Azogue, Romel Quiñónez, Moisés Villarroel, Luis Haquín, Diego Bejarano, Alejandro Chumacero, Raúl Castro y Gabriel Valverde.

Hoy se sumarán los convocados de Blooming, Wilstermann y Rodrigo Vargas de filas de Petrolero.

PLAN DE SORIA

Mauricio Soria quiere que la Selección boliviana de fútbol sea el sparring de la mayoría de los combinados que jugarán en junio de 2018 el Mundial de Rusia. Como la Verde no tendrá ninguna actividad oficial el siguiente año, el seleccionador nacional ya propuso a la dirigencia el plan que tiene en mente para darle a los jugadores el roce internacional que se precisa para afrontar los próximos retos internacionales.

Soria explicó ayer que se envió una nota a la División Profesional del Fútbol Boliviano para que el primer torneo del próximo año arranque el domingo 14 de enero y concluya como máximo el 12 de mayo, para que el seleccionado pueda programar varios encuentros con los equipos mundialistas.

 Campos será el primer foráneo

Jhasmani Campos será el primer jugador del exterior que se integrará al seleccionado nacional. El volante que milita en el fútbol de Tailandia llegará a las 15:30 y participará de la práctica vespertina que se programó en el estadio Hernando Siles. Para mañana se tiene programado el arribo del goleador Marcelo Martins, mientras que el domingo tiene prevista su llegada el atacante Bruno Miranda.

El último en sumarse a la concentración del seleccionado será el golero Carlos Lampe, que lo hará desde Chile en las primeras horas del lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario