Buscar este blog

lunes, 11 de diciembre de 2017

Mario Chávez: “Lo están matando a mi hermano”

;
“No puedo hablar perdónenme…”. Así inició la conferencia de prensa Gladys Landívar, la madre del expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) Carlos Chávez Landívar. La señora, de avanzada edad, se quebró y cedió la palabra a su hijo Mario. La familia pide el desarraigo del exdirigente para que pueda ser trasladado a Brasil, donde se le realizarán estudios avanzados por el cáncer que padece.

Marió habló respaldado por los hijos de Carlos (Diego Bruno y Carlos) y por sus hermanos (Édgar y Rosario). Además, estuvo acompañado por los médicos Andrés Tito Angelo y Julio Méndez, hematólogo e internista, respectivamente. “En Bolivia no existe, de acuerdo a la constitución, la pena de muerte, pero mi hermano está siendo condenado a muerte por la actitud de los jueces y fiscales que actúan con una injusticia total con mi hermano Carlos”, expresó Mario.

La progenitora del ex titular federativo no dejaba de quebrarse a cada momento. “Lamentablemente mi hermano Carlos se está debatiendo entre la vida y la muerte, los médicos se lo van a confirmar”, agregó el expresidente de Oriente Petrolero. Los rostros de los familiares solo mostraban el dolor, ya que en Bolivia no existe el PET SCAN, que es un estudio para detectar en qué lugares se encuentra el cáncer y evitar que se propague.

Hace pocos días tres jueces del Tribunal Tercero de Sentencia del distrito judicial de Chuquisaca le negaron el desarraigo y solo le concedieron el arresto domiciliario como medida sustitutiva. “Simplemente se les está pidiendo el desarraigo. Carlos estuvo siempre y nunca intentó irse. Lo están condenando a muerte, si Carlos no sale (fuera del país) no sabemos cuál será el desenlace”, dijo Mario a una gran cantidad de periodistas, que se dieron cita en la clínica cruceña.

El diagnóstico

Chávez fue internado de emergencia el 19 de noviembre por problemas intestinales; sin embargo, le detectaron otras enfermedades. El 28 del mismo mes le diagnosticaron cáncer en la ingle y su situación se fue agravando. “Tiene un linfoma (tumor maligno gigante) grande, que está en la parte inferior del abdomen, en la pelvis. Por la zona, infiltra y comprime a los otros órganos, como vejiga, el recto, las vesículas seminales, la cabeza del fémur (…)”, informó el galeno Tito Angelo.

El mismo médico agregó que tiene afección renal. El viernes fue sometido a una quimioterapia de emergencia por el fuerte dolor que sentía el exdirigente. “Estamos limitados en la extensión de la enfermedad, que podría ser complementado de mejor forma por el PET SCAN (que solo existe en otros países)”, agregó el profesional.

Chávez estaba detenido en Palmasola desde el 22 de julio de 2015, acusado de corrupción en el fútbol boliviano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario