Buscar este blog

lunes, 31 de diciembre de 2018

San José, Royal Pari... qué campeonato

;
El Clausura 2018 fue un campeonato con un final infartante. San José y Real Pari tuvieron que jugar 25 partidos previos al 26 que definió quien era el campeón.

San José obtuvo el campeonato teniendo de por medio crisis institucional y económica. Los anteriores presidentes al actual Wilson Martinez tuvieron que abandonar el barco antes de la conclusión de sus gestiones por la agobiante crisis económica que atravesaba el club. El excelente desenvolvimiento del equipo de la mano de su técnico Eduardo Villegas y el sacrificio de los jugadores de prestar sus servicios sin llevar el alimento a su hogar por falta de pago de sueldos de cuatro meses, solidarizándose con su cuerpo técnico cuando también era objeto de este incumplimiento, conformaron un verdadero equipo de guerreros que con su entrega suplían algunas limitaciones frente a los más pintados que de a poco sucumbieron uno a uno ante la entereza del crédito del fútbol orureño, quien disputó el campeonato pensando que si no accedían a algún premio a las Copas Libertadores o América nunca más iban a ver un solo centavo de sus sueldos devengados, factor que también influyo en su rendimiento al ser futbolistas profesionales que viven únicamente de esa actividad.

En contraposición estuvo Royal Pari dirigido por el entrenador Roberto Mosquera, institución sustentada por empresarios ganaderos de Santa Cruz, que tuvieron a lo largo de su permanencia en la División Profesional saneadas las planillas de haberes de sus jugadores pese a disputar los partidos de locales en Santa Cruz con escenarios semivacíos por las deficientes actuaciones de los otros equipos orientales que no hicieron pie en el campeonato, mientras el benjamín lo hacía todo sencillo, con sus líneas muy bien hilvanadas y con bastante oficio de sus delanteros de concluir las jugadas en gol de manera bastante práctica.

En síntesis se trata de dos instituciones con potenciales diferentes, una occidental con hinchas en todo el país y la otra oriental económicamente fuerte con una infraestructura envidiable para el fomento a sus divisiones inferiores y con la muestra que está dando actualmente, a corto plazo se constituirá en uno de los más taquilleros del país.

Para los cercanos competidores de estos dos equipos durante el certamen como fueron The Strogest, Bolivar y Wiltermann, sus participaciones pueden considerarse un fracaso al no haber podido mantener regularidad en sus actuaciones cuando podían acceder a la primera ubicación sin depender de los demás. Todo este panorama le dio al pasado campeonato el dramatismo hasta la última fecha. Esperemos que los dos certámenes de la gestión 2019 nos brinden estas emociones que son las que convocan a los aficionados a llenar los estadios muy venidos a menos en los últimos tiempos.

Dr. Edgar Linares Mariscal,

fundador y ex asesor legal de Fabol

No hay comentarios:

Publicar un comentario