Buscar este blog

sábado, 15 de junio de 2019

Brasil se aprovecha de los errores de Bolivia

;
Bolivia sólo aguantó el primer tiempo para frenar a los brasileños que no jugaron un gran partido. La Verde debe cambiar su estrategía para el compromiso ante Perú del próximo 18 de junio.

Philippe Coutinho, gracias a un penalti en el minuto 50 decretado por la ayuda del VAR y a otro tanto tres minutos más tarde, despejó el camino de la anfitriona Brasil, que derrotó 3-0 a una Bolivia luchadora en el partido inaugural de la 46ª edición de la Copa América.

Philippe Coutinho abrió la ruta de la victoria local al transformar un penalti decretado por el árbitro argentino Néstor Pitana, por mano de Adrián Jusino tras un disparo de Richarlison, que fue confirmada tras consultar al videoarbitraje.

Coutinho, que disputó su partido 50 con su selección, marcó el segundo gol brasileño tres minutos después y completó así su decimosexto gol con Brasil, a pase de Roberto Firmino.

El tercero de la Canarinha lo consiguió Everton, que había ingresado en la segunda parte por David Neres, en una jugada personal desde la izquierda tras pase de Fernandinho, buscó el espacio recortando hacia adentro para sacar un remate alto a la izquierda de Lampe, en el minuto 84.

En la primera parte, los brasileños se mostraron imprecisos y precipitados y apenas crearon ocasiones de peligro al meta visitante Carlos Lampe, que en el minuto 5 logró despejar la pelota luego de una remate de cabeza de Roberto Firmino, tras un saque de esquina desde la derecha.

El primer tiempo fue todo para Brasil, porque encajonó a la Verde que solo atinó a defenderse como pudo. La presión de la Canarinha provocó que los jugadores bolivianos perdieran la pelota con mucha facilidad, sin encontrar la salida clara ni por el centro y menos por los costados.

Además, las imprecisiones de los jugadores bolivianos también fueron otro error. Perdieron la pelota en la salida, y dos equivocaciones de Lampe estuvieron a punto de costarle un par de goles al cuadro nacional.

A Bolivia le faltó atrevimiento y sobre todo velocidad mental y física ante la presión del local, que provocó lo errores en tres cuartos de cancha. Chumacero y Saavedra hicieron lo que pudieron. Castro se dedicó más a la marca, aunque lento para salir. Saucedo y Justiniano tampoco gravitaron en la mitad del campo. Y finalmente, Martins estuvo solo contra el mundo, en el ataque. Tuvo que retroceder para ayudar en la marca.

En una jugada aparentemente anodina, el argentino Nestor Pitana se aventuró a accionar el vídeo árbitro para sancionar un manotazo del boliviano Fernando Saucedo al madridista Casemiro, por lo cual vio la tarjeta amarilla.

Bolivia, muy junta en sus líneas y casi sin posesión de balón, derrochó energía para cortar opciones de pase e incomodar la estéril posesión local. Lo hizo hasta que el físico le aguantó.

Everton disfrutó de los 10 minutos de juego que dispuso para anotar el gol de la noche, un remate a media altura desde fuera del área que entró por el poste izquierdo de Lampe. Tres cero y los deberes hechos para una Brasil que no convenció.

Por el lado de Bolivia, deberá proponer otro juego en el próximo partido frente a Perú, que hoy se enfrentará a Venezuela, que completan el grupo A, que por ahora manda Brasil con tres unidades, dejando a la Verde con la urgencia de salir a ganar en la segunda fecha de esta serie, el próximo 18 de junio en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, desde las 17:30.

El anfitrión, Brasil, por su parte, recibirá a Venezuela en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía a partir de las 20:30.


No hay comentarios:

Publicar un comentario