Buscar este blog

miércoles, 8 de julio de 2009

Apertura • El título quedó en manos de los tribunales, luego de que Mamoré impugnara el partido perdido ante Bolívar

;
El Deber


Nuevamente se corre el riesgo de que pase lo mismo que ocurrió en el Apertura 2004, cuando The Strongest ganó el título en cancha y Oriente en mesa. La historia se puede repetir, luego de que ayer Real Mamoré hiciera oficial su impugnación ante el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) del partido que perdió el domingo ante Bolívar (2-1), y que significó el de la consecución de la corona para la academia paceña. El equipo beniano, previo pago de $us 2.000, observó la actuación del defensor argentino Augusto Mainguyagüe, alegando que jugó a pesar de que estaba inhabilitado.
Si la impugnación se resuelve en contra de Bolívar, que sumó 40 unidades, los celestes perderán tres puntos, y el campeón será Real Potosí, que terminó en el segundo puesto, con 39.
En la demanda, que fue presentada ayer al mediodía, el club beniano asegura que el contrato del jugador feneció el 30 de junio y por ello se tendría que esperar hasta el inicio del próximo torneo (Clausura) para ser habilitado. “La prórroga del contrato (adenda) no es legal porque no figura en los reglamentos”, sostuvo el abogado Víctor Hugo Pérez, que está apoyando el trabajo de Angélica Zapata, la profesional que está llevando el caso.
En contrapartida, el presidente del Comité Técnico de la Liga, Felipe Rodríguez, afirmó que el jugador estaba habilitado correctamente. El dirigente reconoció que “la aplicación de la adenda no figura en los reglamentos, pero tampoco dice que está prohibido hacerlo”.
El presidente de Bolívar, Guido Loayza, se refirió al tema afirmando que ellos están apegados a lo que dice el Comité Técnico y que por ello Mainguyagüe estaba correctamente habilitado. “Los campeonatos se resuelven en cancha y no entre abogados. Si fuera así, entonces no hay que contratar jugadores, sino abogados”, sostuvo.
El viernes se reunirá el TJD de la Liga para tratar la impugnación, y el fallo saldrá en dos semanas como máximo. Los integrantes del tribunal son Nicolás Morales, Ronald Franco, Roberto Bohórquez y Alberto Trigo.

Lo que se viene

Paso uno. El viernes se reunirá el Tribunal de Justicia Deportiva de la Liga para tratar la observación de Real Mamoré.

Paso dos. El TJD hará una notificación a Bolívar para que presente sus descargos en tres días. Una vez con la documentación en mano, el tribunal tiene cinco días para fallar.

Paso tres. Si alguna de las partes afectadas no está de acuerdo con el veredicto, puede acudir al Tribunal Superior de la FBF, que no funciona porque no está conformado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario