Buscar este blog

viernes, 24 de julio de 2009

Los sub 17 sin nada defInido

;


El Deber
Los jugadores de la selección nacional de fútbol sub 17, que hace un par de meses estuvieron a un paso de una clasificación histórica al Mundial de Nigeria, despertaron de aquel sueño y rápidamente pasaron al olvido. La mayoría de esos jugadores volvieron al fútbol amateur y los que apuntaban para salir al exterior se quedaron con las ganas. Hace una semana se inició el torneo Clausura de la Liga y, paradójicamente, ninguno de ellos ocupa la plaza de un sub 20 que obliga a los clubes en los partidos.
“Ni siquiera debería ser sub 20, sino sub 17, para que los chicos se vayan fogueando y se mantenga la base para el Sudamericano sub 20”, dijo Óscar Villegas, entrenador de las selecciones menores de la Federación Boliviana de Fútbol.
Samuel Galindo, al que sus representantes le aseguraban una transferencia al exterior, volvió al fútbol de la ACF con Real América, club al que pertenece. A su llegada de Chile, donde se jugó el Sudamericano sub 17, varios clubes se mostraron interesados en ficharlo, entre ellos Blooming y Oriente, pero al final ni arregló en Bolivia ni sus apoderados lo llevaron a Europa. Aparte de actuar en la Primera A también lo hace en el fútbol de salón (juega en Juniors), exponiéndose a lesiones.
Pero el de Galindo no es el único caso, todos los jugadores tahuichis que integraron esa selección volvieron a Calleja, equipo que está luchando para no descender a la Primera B. Ninguno fue promovido al fútbol profesional.
Al arquero Pedro Lusquiño le hablaron de dos clubes ligueros pero nada oficial, lo mismo que Leonel Justiniano, el volante que anotó dos golazos, frente a Uruguay y Colombia. Actualmente se recupera de una lesión (pubalgia) que sufrió precisamente en ese torneo.
Jorge Toco viajó a Italia, supuestamente, para firmar y quedarse en Roma, pero retornó a Bolivia y espera novedades de su empresario. De ese grupo, Toco era uno de los pocos jugadores que tenía club en la Liga, pero tampoco era titular en Universitario.
Rodrigo Borda, de Aurora, tiene un panorama parecido. El lateral derecho fue uno de los más destacados de esa selección, pero su presente no es alentador: es uno más del plantel y suplente seguro.
Diego Torrico fue titular indiscutible y ahora es una alternativa para ocupar la plaza de sub 20 en Blooming, donde se inició y forma parte del plantel profesional.
El que parecía que se iba, y rápido, era Gílbert Álvarez. El delantero fue el goleador de Bolivia en ese torneo, lo que despertó el interés, en su momento, de varios clubes. Al final no arregló con nadie y juega en Calleja, de la Primera A.
Otros casos, como Carlos Mendoza, Diego Vaca (que sólo jugó cinco minutos y se lesionó), Óscar Rivera, Luis Salvatierra, Alejandro Méndez y Fran Parada, no tuvieron tanta relevancia y su presente está en el amateurismo. Diego Suárez es el único que juega en Ucrania, pero no es de ahora.

Los que se destacaron

Jorge Toco
Su destacada actuación lo llevó a Italia. Viajó a Roma, supuestamente para quedarse, pero hace poco volvió y está en Universitario. Sin embargo, la plaza de sub 20 la ocupa otro.

Samuel Galindo
Sus empresarios daban por hecho su partida a Europa. Al final se quedó en Real América y, además, juega fútbol de salón. Blooming y Oriente lo querían, pero él y su entorno apuntaban al Viejo Mundo.

Gílbert Álvarez
El delantero fue lo mejor de Bolivia en el torneo de Chile. Además de sus goles, impactaron su potencia física y estatura para ser un jugador sub 17. Hasta la fecha ningún club lo fichó y sigue en Calleja.

Tiro libre

Los que son ligueros
De la selección sub 17 que fue a Chile, los jugadores que están en la Liga son Diego Torrico (Blooming), Rodrigo Borda (Aurora), Carlos Castro (Bolívar) y Ramiro Ballivián (Universitario).

Se están recuperando
Alejandro Méndez, Leonel Justiniano y Diego Vaca sufrieron lesiones complicadas durante ese torneo y están en proceso de recuperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario