Buscar este blog

jueves, 2 de julio de 2009

“Mamoré no es menos que Bolívar”

;

El “colero” quiere arruinarle la fiesta a Bolívar. Su intención no es precisamente evitar que la “Academia” sea campeona, porque eso es circunstancial. Sino que, cualquiera sea su próximo rival, necesita los puntos en su desesperada lucha por eludir la zona del descenso.

Real Mamoré anuncia para el domingo que dará una dura batalla y su decisión de ganarla. Jugará en su cancha, ante su público que será mayoría y aspira a hacerse de las tres unidades para mejorar su punto promedio.

“Nosotros no nos fijamos en quién es el rival, si está por salir campeón o no. Nosotros tenemos la obligación de ganar sí o sí, porque nos estamos jugando en cada partido la permanencia en la Liga”, según Antonio Gottardi, el técnico con el que el conjunto trinitario experimentó una importante levantada en los más recientes partidos.

A Mamoré y también a Wilstermann las posibilidades de salvarse se les acortan cada vez más. A partir de la próxima fecha les quedarán, a cada uno, sólo 13 cotejos más para eludir el descenso: uno del Apertura y 12 correspondientes a la primera fase del Clausura. Ahí se acabará su chance.

Por el momento, el trinitario está penúltimo en la tabla del descenso con 57 puntos en 56 cotejos, una unidad más que “Wilster” (56). La idea de Gottardi y compañía es, al cabo del primer torneo del año, sacarle al “Aviador” cuatro puntos de diferencia, y para que ello ocurra deben vencer el domingo a Bolívar y esperar la derrota del valluno en su visita a Universitario de Sucre.

“Para nosotros es importante mejorar nuestra ubicación en el punto promedio, y si tenemos al cabo de este torneo cuatro puntos de ventaja, eso nos daría cierta tranquilidad para afrontar el próximo campeonato”, reconoció Gottardi.

El DT brasileño, que como jugador se identificó con Oriente, admitió que lo unió “algo especial” a Bolívar en el pasado no muy lejano, cuando su hijo Jefferson —fallecido hace unos años— vestía esa camiseta.

“Pero hoy por hoy me debo y me preocupo por Real Mamoré. Tengo una responsabilidad, que es hacer que el plantel siga sumando lo más que se pueda, para sacarlo de la zona roja”.

Toninho ya está preparando una estrategia para frenar al Bolívar de Gustavo Quinteros. “Es un equipo conformado con mucha gente de experiencia, principalmente tiene delanteros rápidos, hábiles y fuertes. Nosotros estamos trabajando en la parte táctica para hallar la manera de neutralizar ese juego y evitar que lleguen al gol”.

Para el DT, el hecho de que la “Academia” sea en este momento el puntero del torneo y esté a punto de lograr el título, y Real Mamoré sea el “colero”, “es circunstancial, pues a ellos los resultados les acompañaron, a nosotros, no”.

“Mamoré no es menos que Bolívar. Éste es un plantel que tiene muy buenos jugadores y que saben cómo encarar este tipo de encuentros. Yo trataré de equivocarme lo menos posible en la elección de los 11, pero lo haré pensando en que sea compacto, equilibrado en todas las líneas y, sobre todo, protagonista de principio a fin”.

Si para Bolívar el cotejo del domingo en el “Gran Mamoré” será una finalísima, porque se jugará el título, “para nosotros también”, recalcó Toninho, “porque así vemos cada partido, debido a nuestra situación. Sabemos que sólo sumando vamos a poder salvarnos”.

Bajo su mando, Real Mamoré ha experimentado una mejoría traducida en los resultados. No es menor el detalle de que el anterior domingo le anotara cuatro goles en apenas el primer tiempo contra Nacional Potosí en Trinidad. Pero en el segundo se relajó y por poco el “benjamín” le empata. El encuentro terminó 5-4.

“De a poco hemos ido mejorando y el domingo tendremos una gran oportunidad para demostrar esos progresos. Va a ser un gran desafío, pero también una gran responsabilidad. Estamos trabajando esta semana para ser los ganadores”.

17 Puntos tiene Real Mamoré, los mismos que Wilstermann, cuando se han jugado 21 fechas del torneo Apertura. Son 20 unidades menos de las que tiene el puntero Bolívar (37).

El trinitario ganó cuatro, empató cinco y perdió 12. Hizo 24 goles y recibió 48.

La otra mirada

CUATRO TÉCNICOS

Real Mamoré es el equipo que más ha cambiado de entrenador durante esta temporada. Comenzó con Gustavo Romanello, a quien lo reemplazó Luis Galarza. “Lucho” decidió marcharse a Wilstermann y el plantel trinitario quedó en manos de Jorge Zambrana. Por último, llegó Antonio Gottardi.

SU MEJOR RACHA

En los recientes cinco partidos, que coinciden con la llegada de Gottardi al banquillo, Real sólo ha perdido uno, cuando le tocó visitar a Universitario (4-1). La “era Toninho” arrancó con una goleada a Aurora (4-0) en Trinidad, para luego dar paso a dos empates 1-1, con Blooming en Santa Cruz y The Strongest en la capital beniana; y finalmente el triunfo como local el domingo sobre Nacional Potosí (5-4).

SÓLO UNA BAJA

El domingo, Real acusará una baja, la del zaguero central Lucas Fernández, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas. Es, asimismo, improbable la inclusión del lateral Jorge Zapata, por una lesión muscular. Se prevé, en cambio, el retorno del defensor Jhon Peña.

A ESTADIO LLENO

La dirigencia de Mamoré espera que, por la importancia del partido, el estadio Gran Mamoré se llene. Pondrá a la venta 12.000 boletos, algunos centenares destinados a hinchas “celestes” que viajan por tierra hasta la capital del Beni. La escala de precios es la siguiente: Bs 40, preferencia (media 20); y general, 20 (media 15).

No hay comentarios:

Publicar un comentario