Buscar este blog

viernes, 23 de julio de 2010

El Gobierno pone contra la pared al titular de la FBF

;

Si Carlos Chávez insiste en su reelección, lo mismo que Mauricio Méndez en la Liga, la intervención marcha, dio a entender el Viceministro de Deportes.

La intervención del Estado a la Federación Boliviana de Fútbol toma fuerza a medida que se agudiza la crisis de la entidad a sólo 48 horas de la instalación de su Congreso Ordinario en Tarija. El viceministro de Deportes, Miguel Ángel Rimba, volvió a señalar que la ejecución de la medida gubernamental está en análisis, depende de que Carlos Chávez y Mauricio Méndez den un paso al costado en su intención de ser reelegidos como presidentes de la FBF y la Liga, respectivamente.

“Hay una posibilidad de intervenir, la estamos viendo. Si lo hacemos, sabemos que podemos ser castigados por la Federación Internacional de Fútbol Asociado, pero no hay otra solución. Dios quiera que no se llegue a esta situación, no es la intención de este Gobierno intervenir directamente, sino primero dialogar. Si lo hacemos, será con la única intención de que el deporte nacional mejore, de que el fútbol mejore”, dijo Rimba ayer en La hora del país del Grupo Fides.

Señaló como argumento para que el Gobierno de Evo Morales haya decidido poner sus manos en el fútbol que la actual dirigencia hizo muy poco por este deporte en los cuatro años de gestión, por consiguiente no corresponde su reelección. “Estos señores tuvieron su oportunidad y no la supieron aprovechar, tienen que dar un paso al costado, dar la oportunidad a otra gente que tiene ideas para sacar al fútbol de la situación en la que nos encontramos”, agregó el Viceministro.

En procura de que la orden de intervención no llegue, aseguró que realiza gestiones para que las elecciones del fin de semana sean postergadas para una oportunidad en la que impere “el marco de normalidad, respeto y transparencia en todas las cosas, sin comprar votos, sin comprar personas”.

Para Rimba, si no hay acuerdo en las conversaciones, la solución es la presencia del Estado, y enumeró las causas: dijo que hay equipos que hace diez años no pasan a la segunda fase de un torneo internacional, los campeonatos nacionales son mediocres, se juega a 40 por hora, las presentaciones de las selecciones de todas las categorías son malas y en los últimos 15 años Bolivia no ha exportado jugadores de renombre. “Todo anda mal”.

Cuestionó la decisión de Chávez de procurarse la reelección cuando no tiene apoyo de su club, Oriente Petrolero, que le suspendió sus derechos societarios y de ex presidente del club porque no presentó su informe de gestión.También decidió vender por aproximadamente 3,4 millones de dólares los derechos de televisión de la eliminatoria mundialista Brasil 2014 sabiendo que su gestión termina este año.

“Son un montón de cosas que nos tienen preocupados y hay veces que la preocupación nos lleva a tomar decisiones que en su momento pueden perjudicar. Pero es preferible quedarse dos días sin comer, pero comer todo el mes después. Que se dé cuenta el señor Chávez de que no vienen días mejores para el deporte, sino días peores”, comentó Rimba.

En varios momentos de su intervención, la autoridad indicó que no es intención del Gobierno aplicar esa medida, pero que la coyuntura le obliga a asumir decisiones.

El miércoles, Rimba acompañó a Cochabamba al presidente Evo Morales para participar en un acto por los Juegos Estudiantiles, allí les comunicaron que un grupo de dirigentes del fútbol cochabambino había instalado un piquete de huelga de hambre en contra del Comité Ejecutivo de la FBF. El Viceministro acudió al recinto, donde mostró su apoyo a los huelguistas. Allí se encontró con Julio César Baldivieso, quien horas antes había tenido una discusión con el presidente de la Liga, Mauricio Méndez.

“El país tiene que enterarse de lo que está pasando en el fútbol. Los bolivianos ya no somos tontos, no nos hacemos convencer tan fácil. Cada uno es consciente de lo que pasa en el fútbol nacional. Llamamos nuevamente a la cordura a estos señores que lo único que han hecho es matar al fútbol profesional”.

Según Rimba, Chávez y compañía se arrogaron incluso del éxito de la campaña contra el veto a la práctica del deporte la altura, en la que Morales fue influyente en las gestiones diplomáticas para convencer de que se juegue en La Paz. “Cuatro o cinco personas se quieren adueñar del logro del Primer Mandatario, es lamentale, de eso viven. Dios quiera que se toquen el corazoncito y den un paso al costado. Le harán un bien a todos los deportistas”.

Finalmente destacó la propuesta de Guido Loayza de que todos los candidatos renuncien a sus candidaturas y que se instale un diálogo para poner solución a la crisis.

“Si Chávez no acepta la propuesta, quiere decir que su intención es seguir prendido, enriqueciéndose ilícitamente, y el fútbol nacional, más abajo. Estamos en el fondo, no tenemos más donde bajar. Capaz que no haya escuchado Chávez, se hará el tonto, como siempre”, concluyó.

En Palacio no quieren a Chávez

El Gobierno de Evo Morales no quiere saber nada de que Carlos Chávez siga al frente de la Federación Boliviana de Fútbol. La intervención está lista, falta la orden del Palacio para ejecutarla. Lo único que la puede evitar es que el actual titular de la FBF renuncie a su intención de ser reelegido.

Fuentes del Gobierno, también de Bolívar y de The Strongest que pidieron la reserva en su identidad, confirmaron a Acción que el Primer Mandatario se reunió al menos dos veces con Guido Loayza y Sergio Asbún.

El primer encuentro fue con ambos, el segundo por separado. El domingo en la noche, Guido Loayza, titular de la Academia, fue a la residencia de San Jorge para reunirse con el Primer Mandatario. Allí hablaron del camino que podrá seguirse hacia el cambio.

Al día siguiente, casi de madrugada, fue el turno del titular atigrado Sergio Asbún, quien habló del mismo tema. No se confirmó que haya conversado directamente con el Presidente. Lo seguro es que en la reunión sí estuvo presente el vocero de la Presidencia, Iván Canelas.

La primera señal de que el Gobierno pretende tener parte en el fútbol se dio cuando la Liga rompió el contrato de derechos de televisión de sus partidos con Unitel y se los cedió a la nacionalizada Entel. “El Gobierno quería que sea así y ninguno en la Liga dijo nada”, sostuvo un dirigente.

1 comentario:

  1. EL FUTBOL BOLIVIANO SE A VUELTO UNA ESCUELA DE PILLOS CHAVES Y MENDES Y LOS DE LA ANF UNA PUNTA DE LADRONES ¿CUANDO CAMBIARA ESTO ME TIENE DE MUY MAL HUMOR? PIDO ALOS PACEÑOS QUE LE DEMOS UN CASTIGO A MAURICIO GONZALES Y NO VAYAMOS AL ESTADIUM CUANDO LA PAZ FUTBOL CLUB SEA LOCAL PUNTA DE MALEANTES

    ResponderEliminar