Buscar este blog

sábado, 24 de julio de 2010

La FIFA anuncia que no permitirá una intervención

;
Mediante una carta, advirtió que es la Federación Boliviana la que debe solucionar sus diferencias, sin ninguna injerencia externa.

Advertida de una intervención del Gobierno, la Federación Boliviana de Fútbol tomó sus recaudos y se amparó en la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) para recibir respaldo con la carta que llegó desde Zúrich, en la que la entidad matriz señala que cualquier injerencia política podría traer serias consecuencias.

El Gobierno, por su parte, bajó el tono de su discurso y anunció que observará el curso de los acontecimientos, pero no descartó de manera oficial la

intervención.

Por dos días, el Gobierno, a través del viceministro de Deportes, Miguel Rimba, admitió la posibilidad de intervenir la FBF en su intención de “refundar” este deporte y tratar de sacarlo de la crisis en la que se encuentra.

“Para la FIFA, todos los temas relacionados con las elecciones son de manejo exclusivo de la FBF, no siendo aceptable ningún tipo de decisión unilateral por parte de las autoridades. Si ése fuera el caso, la FIFA lo considerará como una injerencia en los asuntos internos de la FBF con todas las posibles consecuencias en términos de sanciones”, dice una parte de la misiva firmada por Markus Kattner, secretario general adjunto de la FIFA.

En la nota también advierte de que la FBF tendrá que comunicar al Viceministerio del ramo “cuál es nuestra posición para evitar una crisis”.

Con ese documento, la FBF se siente respaldada y ratificó su decisión de llevar adelante su Congreso Ordinario mañana.

El Gobierno respondió con calma, pero envió mensajes políticos. “Estamos haciendo el seguimiento, atentos a lo que sucede. Permítame decirle que hasta ahí llegamos de momento. Nos preocupa mucho. En el fondo, lo que queremos es un sistema deportivo que nos permita logros, queremos llegar al Mundial, queremos Copas, queremos resultados, queremos medallas”, dijo el vicepresidente Álvaro García Linera, quien ayer estuvo en Sucre. Ratificó que en la FBF el Gobierno no interviene, pero solicitó que “las decisiones que tomen las personas encargadas sean en función de criterios comunes y no personales. Como Gobierno, solamente podemos hacer el seguimiento y ver muy atentos, pero ver lo que viene sucediendo en el ámbito deportivo”.

Más tarde, el ministro de la Presidencia, Óscar Coca, envió una carta al Comité Ejecutivo de la FBF indicando que el presidente Evo Morales no viajará a Tarija para recibir el Cóndor de Oro, la máxima distinción que entrega la entidad.

“La FBF atraviesa actualmente un profundo conflicto interno que impide a nuestro Presidente asistir al acto en Tarija, toda vez que el fútbol tiene un profundo significado de unidad y de integración, por lo tanto, las instituciones deportivas deben marchar unidas en bien del deporte y fútbol boliviano”, dice la nota firmada por Coca.

El Gobierno nacional augura “que la crisis que afronta el fútbol pueda resolverse en los marcos democráticos a la brevedad posible y en beneficio del pueblo boliviano”.

Hoy es el día D para el fútbol. El Gobierno no ha descartado por completo la intervención que la tiene lista en el Palacio. Esperará que los dirigentes decidan postergar hoy el Consejo Superior de la Liga y el Congreso Ordinario de mañana. Si no ocurre ello, tomará la decisión que considere más conveniente.

El viceministro Rimba dice que el Gobierno seguirá luchando

El viceministro de Deportes, Miguel Rimba, dijo que el Gobierno no asumió como suya la posibilidad de una intervención del Estado a la Federación Boliviana de Fútbol. En cambio, se atribuyó toda la responsabilidad de sus declaraciones y las justificó por la crisis que atraviesa la entidad.

“Siempre he dicho que hay una posibilidad, nunca he mencionado que el Gobierno va a intervenir, eso es diferente. Nosotros hasta lo último vamos a seguir luchando, ésa es la palabra del Gobierno central”, afirmó Rimba.

Aseguró que el Ejecutivo está analizando los pros y contras de la medida. La intención es no perjudicar a nadie.

El Viceministro explicó que cuando surge una intervención, la FIFA da un plazo para que la entidad pueda regularizar sus acciones y en caso de que no lo haga, entonces se confirma un castigo.

“Eso perjudicaría a los equipos clasificados a los torneos internacionales, la programación de la Copa América, por eso es que nosotros estamos analizando la situación. Hay mucha gente que vive del fútbol: los vendedores de comidas, refrescos, etcétera. No queremos dañar a nadie, por eso estamos tocando todas las cosas con pinzas, y ojalá que Dios quiera que el ganador sea el deporte nacional”, reiteró.

Consideró que es una artimaña de los actuales dirigentes de la FBF el solicitar apoyo de la FIFA que amenazó con la suspensión del fútbol boliviano de las competencias internacionales.

Sin embargo, justificó de nuevo la decisión de apoyar el cambio, “porque más mal de lo que estamos no se puede estar en el contexto del fútbol internacional”.

Ratificó sus conceptos de que existe la necesidad de que Carlos Chávez dé un paso al costado y que diga que se ha equivocado: “Hay que tener sangre en la cara”.

La otra mirada

RALDES, PREOCUPADO

Ronald Raldes expresó su preocupación por la situación que vive el fútbol nacional. “Escuché que el Gobierno quiere intervenir, pero hay que analizar, porque eso nos puede traer serias consecuencias”, apuntó. El defensor de Colón, de Argentina, dijo que una sanción será un gran perjuicio para los equipos locales y la selección porque no se podrá participar en torneos internacionales.

LAMENTO

Lleva casi cuatro temporadas en el cuerpo técnico del Dínamo de Kiev (Ucrania). El ex entrenador de Oriente y de Blooming expresó su tristeza por los hechos que ocurren en el fútbol boliviano. “Espero que la crisis se solucione y que se acaben los manoseos al fútbol, porque lo único que se perjudica es la imagen de nuestro país”, dijo Álvaro Peña.

EXTRANJEROS

La mayoría de los jugadores bolivianos que juegan fuera del país están atentos a lo que sucede en el fútbol nacional y esperan las conclusiones del congreso que se realizará en Tarija. Ronald García (Chipre), Diego Cabrera y Pablo Salinas (en Colombia) y Jaime Moreno y Juan Manuel Peña (EEUU).

AUSENTE

Según Mauricio Méndez, presidente de la Liga, Florencio España no arribó a Tarija porque su mamá estaba delicada de salud y se le hacía imposible llegar a la ciudad de Guadalquivir y que ésa era la razón de su ausencia y no otro motivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario