Ultimas noticias

Buscar este blog

Cargando...

Aracely Saucedo Leaños, la novia de Xabier Azkargorta, le desea suerte a la Selección y también instó al apoyo de todos.

La Prensa

Hincha de Blooming y apasionada de la Verde, la pareja del Bigotón espera que resurja la comunión del 93.

Aracely Saucedo Leaños es el nombre de la novia de Xabier Azkargorta, el actual seleccionador nacional. Saucedo, de profesión pedagoga, actualmente estudia el último año de derecho y con 37 años, no dudó en enviarle los mayores parabienes a Azkargorta en el nuevo emprendimiento que asumió. Conoció al Vasco, cuando éste llegó al país el año pasado y comenzó a realizar una serie de trabajos con Entel, donde actualmente trabaja como analista de facturación y cobranzas, en la regional de Santa Cruz.

¿Le gusta el fútbol?
Me gusta el fútbol, siempre fui seguidora de Blooming. Obviamente antes fui hincha, pero ahora mucho más, de la Selección Boliviana, el equipo de todos.

¿Qué sentimiento le generaba el seleccionado boliviano de 1993?
Como a todos los bolivianos un sensación de orgullo y pertenencia a un grupo que puso el nombre de Bolivia en todo el mundo.

¿Vio los partidos de Bolivia en el Mundial?
Por supuesto, era un acontecimiento que toda la nación seguía con mucha satisfacción y
alegría.

¿Qué concepto tenía, en ese entonces, de Xabier Azkargorta?
Era una persona que nos transmitía confianza en nuestras posibilidades y nos demostraba que los bolivianos podíamos conseguir nuestros objetivos con trabajo y convicción. Era alguien que nos enseñó a creer en nosotros mismos.

¿Qué piensa hoy de Azkargorta?
Que fue muy valiente en aceptar de nuevo el reto de trabajar para el fútbol boliviano. Fue honesto y no quiso quedarse en una postura de recuerdos y nostalgia que hubiera sido más cómodo para él, está muy comprometido con este país.

¿Cómo nació el amor entre ambos?
Como nacen todos los amores, de forma espontánea y sincera. Nos conocimos trabajando y nos enamoramos a medida que nos fuimos conociendo más.

¿Encontró el amor de Xabier en el momento justo?
Cuando una se enamora, siempre es el momento justo de su vida, no hay otro momento.

¿Es todo lo que pensó, o más de lo que pensó?
El amor no es cuestión de pensamiento sino de sinceridad y él siempre se muestra como es. Más que un pensamiento es una actitud de entrega.

¿Si lo podría definir de alguna manera, qué diría de él?
Es sensible e inteligente y puedes hablar con él de cualquier tema.

¿Cómo es tener al lado a un personaje tan famoso?
Es verdad que a veces incomoda pero lo llevamos con mucha naturalidad. No hay problemas en ese sentido.

¿Cómo es él, qué le gusta, qué no le gusta? Cuando están en casa, ¿hablan de fútbol?
Le gusta la vida tranquila, estar en casa, leer, cocinar juntos y compartir cualquier tipo de charla. De fútbol hablamos lo justo.

¿Qué pensó cuando fue nombrado seleccionador nacional por segunda vez?
Yo le apoyo en sus decisiones, fuera cual fuera. Pero su compromiso con Bolivia y los bolivianos pudo mucho en su determinación. Yo siempre le manifesté mi apoyo.

¿Piensa que puede repetir lo hecho en 1993, con el actual grupo?
No lo sé, todo es diferente pero cuando hablo con él me dice que quiere hacer todavía muchas más cosas en el fútbol boliviano y sobre todo con los jóvenes.

A días del inicio de la aventura ante Guyana, ¿qué le quisiera decir?
Que tiene todo mi apoyo incondicional y mi energía positiva para el partido.

¿Qué le preocupa al respecto?
Que la gente no entienda que es el inicio y no dé su apoyo al equipo de todos los bolivianos. Ojalá consigamos una comunión entre público y equipo, como se consiguió en el proceso del 93. Lo repite muchas veces: “Es un trabajo de todos”.

37 años tiene Aracely Saucedo Leaños, la novia del nuevo seleccionador nacional.

"Xabier fue muy valiente al aceptar el nuevo reto en la Selección, tiene todo mi apoyo. Él sabe que siempre le enviaré mis energías positivas para que le vaya bien”.

Aracely Saucedo / NOVIA DE AZKARGORTA


Related Posts by Categories



Widget by Hoctro | Jack Book

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada