Buscar este blog

miércoles, 29 de agosto de 2012

Bolivia no se meterá atrás

;
La Prensa

Un solo delantero, cinco volantes y cuatro defensores, es la disposición que se alista para frenar a Ecuador.

Xabier Azkargorta apostará a un solo delantero de punta (¿Marcelo Martins?, a cinco mediocampistas, y cuatro zagueros, en el encuentro de eliminatorias ante Ecuador, a jugarse el 7 de septiembre en Quito.
La idea futbolística del seleccionador nacional fue expresada a los jugadores desde el inicio de la concentración, y repetida durante los venideros días. En la sesión de ayer por la mañana, donde no hubo periodista alguno, realizó algunos movimientos, entonces se pudo confirmar esta situación.
Si bien el seleccionador nacional puso los puntos sobre las íes en el inicio del trabajo en Santa Cruz, pero cuando se inició el trabajo en La Paz, de cara al encuentro ante Ecuador, Azkargorta fue enfático en que el arquero no solo defiende, sino también ataca, y en el caso del delantero, sucede una situación parecida. Por este motivo, es poco menos que imposible que, el vasco ponga sobre la mesa en el Atahualpa de Quito un sistema defensivo, similar al denominado “operativo del vampiro”, como se menciona en el fútbol al hecho de colgarse del arco y meter varios jugadores defensivos el 7 de septiembre.
LA IDEA. “Es depende de como lo veas”, explicó ayer el asistente de campo de la Selección Nacional, Marco Sandy, quien explicó que uno puede ver un delantero en la nómina, pero al final termina confirmándose un equipo con hasta tres delanteros, con la incursión de los volantes ofensivos. Puso como ejemplo, al Barcelona de Guardiola. “Cuando uno ve a este equipo, y no ve a un delantero de las características típicas de un jugador de área, dice qué pasa. Pero, ¿cuántos llegan?, ésa es la diferencia”. Para mayor explicación, dijo que no se debe ver quién está parado como delantero o no, sino cuántos jugadores llegan con peligro al arco rival. “El profesor siempre mantiene la idea de que pase lo que pase, siempre seguimos igual, mantener la idea de juego, respetando siempre a los rivales, y confiando en lo que podamos hacer”, matizó.
AL ATAQUE. Sandy apuntó que en el fútbol, el objetivo es siempre llegar al arco rival, y en ese sentido, la Selección Nacional no dejará de buscar la forma de hacer daño a Ecuador. “La manera de conseguir resultados es anotando, y para eso tienes que atacar, porque si sólo te metes atrás, será difícil poder conseguir algo”, explicó. “Nosotros siempre manejamos las cosas al tope”, prosiguió. Y por eso los entrenamientos son realizados al tope, con bastante entrega, lo que es destacado por el actual cuerpo técnico de la Verde. “Hay similitudes con el grupo del 93 pero nunca va a ser igual, en este sentido me gusta esa frase que parecido no es igual a lo mismo”, señaló, para luego manifestar que no todo lo de antes fue mejor, sino que se trata de sacar ventaja del “aquí y ahora”, que Azkargorta sigue repitiendo hoy.

En la mente

Lo psicológico. El trabajo de Xabier Azkargorta se diferencia de cualquier otro entrenador, por el hecho de que es un DT que “trabaja en la mente” del jugador. Esta situación fue corroborada por los mismos futbolistas y confirmado cuando Rudy Cardozo tuvo que retornar a La Paz, antes de enfrentar a Guyana, por una lesión. Rudy pidió quedarse con el equipo, pero Azkargorta le dijo que su club lo requería. Sin embargo, el hecho quedó como una anécdota que fortaleció al seleccionador nacional. El vasco puede hablar horas, y no aburre.

La vigencia del “aquí y ahora”

La idea no cambia
Marco Sandy, uno de los brazos derechos de Xabier Azkargorta, considera que el fútbol varía siempre, y que hoy es totalmente diferente a cuando —por ejemplo— se jugó las eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos 1994. “Lo que se mantiene es que se trata de generarle problemas al equipo contrario y esa dinámica no variará nunca, no obstante que algunos sistemas tácticos cambiaron”, según Sandy.
El asistente técnico recordó con una sonrisa los gratos recuerdos que guarda de Ecuador, sobre todo por el hecho de que en Guayaquil —el 19 de septiembre de 1993— se pudo conseguir la clasificación al Mundial de Estados Unidos. “Esta vez será en Quito, no en Guayaquil y es una historia linda la que nos pasó, pero el profesor siempre dice ‘aquí y ahora’, por eso vamos ilusionados, manteniendo la esperanza de conseguir los puntos y por todo lo que veo, también me ilusiono”, afirmó ayer el asistente de campo.

"Es un halago enorme estar de nuevo con el profe, variaron muchas cosas, tiene menos cabellos y más canas, igual yo, pero
el entusiasmo no ha cambiado”.

Marco Sandy / ASISTENTE DE CAMPO

"Me han sucedido muchas cosas en poco tiempo, este año debuté y ahora estoy en la Selección, es para no creer”.

Enrique Flores / LATERAL

"No será fácil elegir al titular, en la Selección hay arqueros de gran nivel, cualquiera podría hacerlo bien”

Marco Barrero / ENTRENADOR DE ARQUEROS

" El profesor (Azkargorta) nos habla mucho, lo vemos como el DT que nos llevó al Mundial y eso nos motiva más.”

José Luis Chávez / VOLANTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario