Buscar este blog

sábado, 9 de agosto de 2008

Clausura 2008: Guabira 1 - Oriente Petrolero 1

;



El Deber

La urgencia la tenía y la tiene Guabirá; fue por eso que quizá el empate de anoche frente a Oriente (1-1) en la Caldera, cayó mal, porque para eludir el descenso de categoría los norteños están obligados a no dejar escapar puntos cuando juegan de local.
Los albiverdes, como en el anterior partido frente a Wilstermann, volvieron a lucir endebles. Si hasta algunos se animaron a celebrar el empate. Más bien que el técnico Buenaventura Ferreira acomodó sobre la marcha su equipo porque si no la noche se le venía encima.
Fue un tiempo para cada uno, porque los rojos en la primera etapa fueron un aluvión, presionaron la salida rival con Angola, Molina y Ríos como puntales y casi todas las pelotas que cayeron en el medio fueron controladas por Melgar y Sejas, que fueron bien secundados desde atrás por el ‘gigante’ Lugo y André Luis.
Ahí estaba la diferencia, en el control en el medio, sector en el que Oriente se mostraba frágil con Velasco y Rea. Esa desesperación hizo que Aguirre y Campos, acostumbrados a jugar por afuera, acabaran metiéndose en el medio en procura de ganar balones.
Esa presión que ejerció Guabirá (pocas veces se vio a un jugador parado) dio sus frutos cuando a los 23’, tras centro de Molina, Melgar cabeceó y tras el rebote, luego de la intervención de Galarza, Ríos apareció para empujarla. Explotó la Caldera y el banquillo donde estaba el ‘Topo’ Jiménez, con quien Ríos acabó abrazándose.
Algunas esporádicas arremetidas de Peña y Maraude fueron la réplica de un Oriente que carecía de coordinación. En ese primer tiempo Guabirá pudo haber marcado la diferencia, pero volvió a carecer de un goleador porque con Ríos, Molina y Angola se ganó en presión, pero no en efectividad. Dimas, no existió.
En el complemento Ferreira se la jugó sacando a Grabowski y colocando en su lugar -por el cupo de extranjeros- al volante brasileño Jean Carlo Carvalho; por cierto, un jugador que le dio pausa y claridad a las llegadas. Aguilar pasó a la derecha y Hoyos quedó como zaguero, un riesgo que Oriente decidió asumir porque estaba obligado. Mientras Guabirá tuvo resto físico el equipo mantuvo la presión, pero de a poco se fue cayendo.
Esto fue bien aprovechado por Oriente, porque Angola, Ríos y Molina bajaron la presión, y Melgar, en el medio, acabó solo ante los rápidos Aguirre y Campos. Con Jean Carlo en cancha Oriente generó dos claras opciones que Peña y Maraude desecharon solos frente a Lampe. Lugo y André Luis se multiplicaban, pero había un hueco por izquierda difícil de tapar. Obligado por la circunstancia ingresó Castedo que poco después, tras perder pelotas increíbles, acabó dejándole su lugar a Martín Menacho.
El empate llegó a los 72’ luego de que Campos centrara, tras dejar en el camino a Arroyo, y Jean Carlo, con remate cruzado, puso el 1-1. Con Guabirá venido a menos, Campos pudo haber anotado el 2-1, pero Lampe acertó con manotazos. El empate deja en deuda a ambos, aunque por la situación, Guabirá lo lamentó más porque sintió que pudo haberlo ganado.

El ojo crítico

Caído del cielo

Jean Carlo Carvalho / Volante
Anotó el gol del empate
Su ingreso en la segunda mitad le dio mayor claridad y salida al juego de Oriente. Se complementó bien con Campos y Aguirre. Su debut fue mejor con el tanto del empate (m. 73).

El duro

Ronald Rea / Volante
Le pegó por detrás a Dimas
A los 55 minutos, el mediocampista de Oriente le dio una patada por detrás a Dimas Da Silva, que cayó tendido de dolor y tuvo que ser atendido fuera de la cancha. El árbitró no le sacó tarjeta.

Premio limón

Eduardo Castedo / Delantero
Su ingreso no fue aporte
El delantero, que entró a los 68’, se perdió en la cancha por su ansiedad. El técnico azucarero se dio cuenta de que no estaba cumpliendo y 10 minutos después lo cambió por Martín Menacho.

Al ángulo

En negociación
La dirigencia de Guabirá puede concretar hoy la incorporación del delantero argentino Fernando Barrera, que jugó en Instituto de Córdoba, de Nacional B. Otros de los nombres que se maneja es el de Carlos Saucedo, ex Deportivo Quito.

Un encuentro
Tras el final del partidos, el técnico de Oriente, Buenaventura Ferreira, saludo con un abrazo al entrenador de Guabirá, Guillermo Jiménez, que es muy conocido en su país como el ‘Topo’. Ferreira también es de mucha trayectoria.

Buena cancha
La cancha del estadio Gilberto Parada está en buenas condiciones. A pesar de la lluvia que cayó ayer por la mañana, el campo lució impecable en la noche. Su sistema de drenaje funcionó bien, lo que permitió que se pueda ver un juego prolijo.

Técnicos

“Nos falta un hombre que haga goles”
G. Jiménez / Guabirá

“El empate es bueno para Oriente”
B. Ferreira / Oriente petrolero

La figura

Sebastián Molina
1.- Su velocidad fue un dolor de cabeza para la defensa rival
2.- Sus centros y tiros libres fueron peligrosos
3.- También ayudó en la marca

No hay comentarios:

Publicar un comentario