Buscar este blog

jueves, 28 de mayo de 2015

La Conmebol es la que más implicada está en el FIFAgate

;
"La Conmebol pide sobornos, torneo tras torneo, desde 1991”, denunció ayer la secretaria estadounidense de Justicia, Loretta Lynch, que puso pies arriba al fútbol mundial, tras destapar el escándalo de corrupción que hay en la FIFA.
En su informe, Lynch involucró a un "alto funcionario de larga trayectoria en FIFA y AFA” por pedir "soborno de siete cifras” por la Copa América 2011.
"Desde 1991, la Concacaf y la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) usaron sus posiciones para solicitar sobornos a cambio de derechos de transmisión por televisión y de marketing, y así una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo”, denunció.
La organización de la Copa América del Centenario, que se realizará en 2016 en Estados Unidos, motivó sobornos por valor estimado en 110 millones de dólares, dijo la secretaria estadounidense de Justicia, Loretta Lynch.
"Las investigaciones revelaron que lo que debería ser una expresión del deporte, fue usado como un vehículo para una red mayor de llenar los bolsillos de ejecutivos con sobornos que totalizan 110 millones de dólares”, expresó Lynch en una conferencia de prensa.
Grondona y sobornos de 15 millones de dólares
La Fiscalía estadounidense acusa en su informe a Julio Humberto Grondona de haber recibido, en 2013, 15 millones de dólares de coima por la comercialización de las copas América de 2015, 2016, 2019 y 2023.
El dinero fue entregado por Datisa, una firma creada para unir los intereses comerciales de las empresas Traffic, Torneos y Full Play en 2013 -de los empresarios argentinos Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis- cuando se confirmó la celebración de la Copa América Centenario, a jugarse en Estados Unidos en 2016.
Según la Fiscalía estadounidense, "Datisa acordó pagar 100 millones de dólares en sobornos a oficiales de Conmebol y también de la FIFA , a cambio del contrato de Copa América: 20 millones por la firma del contrato y 20 millones por cada una de las cuatro ediciones del torneo (2015, 2016, 2019 y 2023)”. Detalla que "cada pago de 20 millones fue dividido en sobornos de la siguiente forma: tres millones para cada uno de los máximos dirigentes de la Conmebol: el presidente de la Confederación y los presidentes de las federaciones de Brasil y Argentina, y 1,5 millones de dólares a cada uno de los otros siete presidentes de las federaciones de la Conmebol”.
Maradona
Diego Maradona dijo ayer que está "disfrutando” de la investigación abierta sobre este organismo, que "le saca la plata a la gente”, "odia al fútbol y la transparencia”.
"Hoy no hay fútbol. No hay transparencia. Basta de mentirle a la gente y de hacer una cena show para reelegirlo a Blatter”, añadió. "Tengo 54 años y vengo peleando a muerte desde hace mucho tiempo y te lo puede decir toda la gente de mi época. A mí me decían que estaba loco cuando hablaba de los dirigentes corruptos. Cuando pedía que investigaran las cuentas de Julio Grondona, me decían que quería sacarlo del cargo, pero lo que yo no quería era que siguieran robando”, dijo.
Añadió que "cuando nosotros lleguemos a FIFA, no se van a ir todos. Los buenos van a quedar. Pero a los malos me voy a encargar, personalmente, de pegarles una patada en el culo”, manifestó.
Chilavert

El paraguayo José Luis Chilavert coincidió en que "ojalá que en Sudamérica pueda pasar lo mismo”. Apuntó además contra Julio Grondona, el poderoso dirigente del fútbol argentino que murió en 2014, siendo vicepresidente de la FIFA, a quien calificó como "cerebro de todo”. "Grondona también estaba involucrado. Si estuviera vivo, obviamente habría que investigarlo”, advirtió.

Punto de vista
Guido Loayza presidente del club Bolívar
Se pinchó la burbuja
Este es un hecho absolutamente trascendente. Todo el mundo sabe que el fútbol está manejado por un grupo de gente a la que le importa muy poco el fútbol y lo que le importa es enriquecerse. Pero ahora se pinchó la burbuja que protegía al fútbol, que no permitía entrar a ver las cosas del fútbol.
En América Latina ya hubo un grupo muy grande de clubes y de jugadores que denunció, con datos, la corrupción en la Conmebol. Sin embargo, al final no pasó nada.
Ahora se rompió esa burbuja, se entró y se dijo: señores ustedes están presos y ahora responderán por estos cargos. Eso es una cosa fundamental. Para salvar al fútbol esto debería bajar a todos los niveles, porque esto no es una cosa exclusiva de la FIFA. Esto ocurría en la Concacaf, en la Conmebol, y posiblemente ocurra en los países. Esto tiene que transparentarse para salvar al fútbol
Si esto no cambia, todos los sponsor huirán en estampida y el fútbol sufrirá un colapso. Esto debería ser el comienzo de una gran campaña de transparencia en el fútbol, que ya cayó muy bajo. Esto tiene que tocar a todos. Se tiene que mostrar que hay transparencia para que el fútbol se salve; que se vea que el fútbol se maneja por gente proba y que no es cierto lo que denunciaron los Romario, los Maradona, los Chilavert. Pero hay que demostrar, no es cosa de protegerse en esa burbuja, que ayer fue pinchada.
Hasta ayer, la FIFA era totalmente intocable, hoy ya no. La justicia puede ingresar y pedir cuentas, que es fundamental.
La mujer del César no sólo tiene que ser honesta, tiene que parecerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario