Buscar este blog

lunes, 12 de abril de 2010

Apertura 2010 Grupo B: Oriente Petrolero 5 - Real Mamore 1

;
La Prensa

Santa Cruz / El Deber.- La goleada de Oriente sobre Real Mamoré (5-1), anoche en el Tahuichi, no admitió discusión, es más, hasta pudo ser mayor. A simple vista, da la impresión de haber sido un partido fácil, de relax para el local, pero antes de analizar aquello, es necesario puntualizar varios aspectos en el rendimiento del ganador. A Oriente le costó encontrar vértigo, juego; fue demasiado impreciso en la primera etapa y tuvo que esperar a que su rival se quedara con uno menos para a partir de ahí iniciar su cosecha.

Antes de que suceda aquello, no hubo dinámica de equipo por la falta de precisión. Atrás, Schiapparelli y Lorgio Suárez se complicaron solos cuando tuvieron cerca a Iván Zerda; en medio, Joselito Vaca y Marcelo Aguirre recibieron casi siempre el balón incomodados por los benianos y tuvieron que meter para el medio, obligando en un par de ocasiones a que Terrazas y Melgar se equivocaran en el pase.

Antes de esa primera media hora, Oriente generó sólo una clara ocasión (24’) en ofensiva, desperdiciada por Palacios y evitada por un defensor que mandó el balón al córner. En ese lapso y mientras esperaban el lanzamiento de Joselito Vaca, vino la jugada que cambiaría la historia del partido. Juan Pablo Fernández le pegó duro al uruguayo Ramírez, y de inmediato vino la roja directa. De nada sirvieron los airados reclamos de sus compañeros al juez Luis Irusta. En ese instante, Gustavo Quinteros, el DT local, mandó a calentar a Jhasmani Campos.

El sacrificado fue Terrazas, y con el 10 en cancha, Vaca se recorrió al centro, para ser una conexión entre Aguirre y los delanteros. A partir de ahí fue otro partido y Oriente lo supo aprovechar muy bien. A los 33 minutos llegó el 1-0 luego de que Vaca le hiciera un sombrerito a Guatía y le cediera el balón a Ramírez, que no hizo más que empujarla. Fue el principio del fin para los benianos, porque cuatro minutos después, y tras avivada de Melgar mientras los benianos protestaban una falta, le cedió el balón a Ramírez, que centró y Palacios conectó.

Con el 2-0 se fueron al descanso. Pero en el complemento, el equipo ingresó dormido, sin presión, y Juan Maraude (5’) se encargó de darle la bofetada. Pero Mamoré no aguantó el ritmo y tuvo que replegarse con Reyes, Arias y Guatía como últimos hombres. Jhasmani comenzó a ser punzante por izquierda, se llevó por delante a Reyes, y cuando hizo la diagonal, también fue imparable para Arias. De sus pies nació el 3-1, porque tras barrerse a la zaga, habilitó a Alcides Peña (ingresó por Palacios) para que éste celebrara (17’). De ahí para adelante fue un festín, continuado de nuevo por Ramírez (29’) y liquidado por el mismo Campos (37’) tras una perfecta definición cruzando la pelota tras un contragolpe.

El 5-1 estaba sellado. Acertó Quinteros colocando a Campos, primero, y a Peña, después, porque su rival no aguantó el ritmo que impuso de entrada, con presión sobre los hombres que generan fútbol y tapando la salida desde atrás. Oriente se quedó con una victoria que fue agradecida por los más de 15.000 hinchas que estuvieron en el Tahuichi. Suma 15 puntos y se puso a uno de Bolívar, que perdió con Wilster. La clasificación a la otra fase está a la vista

La otra mirada

SIN INVICTOS

Tuvieron que pasar siete fechas para que el torneo Apertura se quede sin invictos. Bolívar —el único equipo que había mantenido esa situación durante la primera rueda— perdió ayer frente a Wilstermann (1-2), que además se tomó la revancha de la derrota que le propinó el celeste en Cochabamba (0-1), en el cotejo inaugural del campeonato.

GOLEADOR

Su equipo cayó ayer, pero el uruguayo William Ferreira continúa marcando goles para Bolívar. Ayer anotó su octava conquista en el torneo, el segundo tiro de penal.

Cristian Díaz de San José lo escolta con seis conquistas; mientras que Roberto Galindo, de Universitario, saltó al tercer lugar con cinco anotaciones, gracias al gol que le convirtió el sábado por la noche a Blooming.

A propósito de goles, Carlos Saucedo, de Aurora, y Helmuth Gutiérrez, de Real Potosí, les convirtieron ayer a sus ex equipos: The Strongest y La Paz Fútbol Club, respectivamente.

AUTOGOLES

La cifra de goles en propia meta en el torneo subió ayer a tres con el tanto que Carlos Tordoya, defensor de Aurora, convirtió para The Strongest. Antes lo habían hecho: Ovidio Guatía, de Real Mamoré para Bolívar, y Bladimir Compas, de La Paz FC para Oriente Petrolero.

SÍNTESIS

ORIENTE 5

Hugo Suárez

Miguel Hoyos

Lorgio Suárez

Alejandro Schiapparelli

Eduardo Melgar

Luis Gutiérrez

Diego Terrazas

(29’PT Jhasmani Campos)

Marcelo Aguirre

Joselito Vaca

Gilberto Palacios

(13’ST Alcides Peña)

Jorge Ramírez

(30’ST Pablo Salinas)

DT: Gustavo Quinteros

REAL MAMORÉ 1

Pablo Lanz

Juan P. Fernández

Adhemar Arias

Luis Reyes

Ovidio Guatía

Mauricio Pinilla

(16’ST Daniel Maturana)

Ernesto Suárez

Juan P. Sánchez

Oliver Fernández

(28’ST Julio C. Cortez)

Juan Maraude

(28’ST Martín Palavicini)

Iván Zerda

DT: Sergio Luna

Goles Min. Autor

1-0 33’PT Ramírez (OP)

2-0 37’PT Palacios (OP)

2-1 5’ST Maraude (RM)

3-1 17’ST Peña (OP)

4-1 29’ST Ramírez (OP)

5-1 37’ST Campos (OP)

Estadio: Tahuichi Aguilera

Recaudación: No se dio a conocer

Público: 15.000 asistentes aproximadamente

Árbitro: Luis Irusta

Asistentes: César Nisthauz y Edwin Paredes

EXPULSADO: Juan Pablo Fernández (RM), 25’PT

1 comentario: