Buscar este blog

lunes, 26 de abril de 2010

Hace 40 años Mariscal ganaba un título histórico

;

La Prensa


Un gol del paraguayo Eliseo Báez en el minuto 12 del segundo tiempo le dio a Mariscal Santa Cruz el título de la Recopa Sudamericana que por entonces se denominada Ganadores de Copa. Fue un día como hoy, hace 40 años. Fue la única vez que un equipo boliviano obtuvo un título de un torneo oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

En 1970, la Conmebol tomó la decisión de ampliar el roce internacional de su fútbol creando un nuevo torneo continental paralelo a la Copa Libertadores, emulando lo que hacía entonces Europa con la Recopa. El torneo estaba reservado para los clubes que habían sido terceros en sus respectivos países, ya que el campeón y subcampeón asistían a su certamen más importante.

“Tuvimos que definir con Oriente Petrolero el tercer lugar, habíamos igualado en puntos y jugamos en Cochabamba, les ganamos 3-0”, rememoró Juan Gitano Farías, uno de los delanteros estrella que tuvo el país.

En la primera edición de la Recopa participaron los equipos: El Nacional, de Ecuador; Canarias, de Venezuela; Libertad, de Paraguay; Atlanta, de Argentina; Unión Española, de Chile; Deportivo Municipal, de Perú; Rampla Juniors, de Uruguay, y Mariscal Santa Cruz, de Bolivia.

Este evento tuvo dos sedes, La Paz (con subsede en Cochabamba) y Quito, Ecuador, y se desarrolló en dos grupos, uno de tres (El Nacional, Canarias y Libertad) cuyos partidos fueron en Quito, y otro de cinco (Mariscal Santa Cruz, Atlanta, Unión Española, Municipal y Rampla Juniors), con partidos en La Paz y Cochabamba. El ganador de cada grupo se clasificó para disputar el título en una serie final con partidos de ida y vuelta.

El 22 de marzo de 1970, en el viejo estadio Hernando Siles, Mariscal conseguía su primera victoria de 1-0 sobre los Bohemios de Atlanta, con gol del volante paraguayo Eliseo Báez, a la postre goleador del campeonato.

El domingo 29, Mariscal Santa Cruz demostró tener el mejor equipo de la competencia demoliendo a Rampla 4-1, con goles de Remberto González, Eliseo Báez (2) y Juan Farías.

Cuatro días después, el jueves 2 de abril, y en un estadio colmado de espectadores, pues la afición ya presumía algo grande a través de las buenas actuaciones del equipo albiceleste, Mariscal derrotó 2-1 a Unión Española, el rival más difícil, en el partido más duro.

Tan duro que Unión comenzó ganando a los tres minutos de juego y recién a los 53 Mariscal pudo igualar el marcador con un soberbio gol del Peje Hurtado, que con tremendo disparo de 25 metros venció al golero chileno Olivares. Cinco minutos después el Gitano Farías selló la victoria.

El domingo 5, Mariscal Santa Cruz daba la vuelta olímpica en el estadio La Paz ante el delirio de su hinchada, igualando 1-1 con Municipal, de Lima, con un nuevo gol del Gitano Farías, resultado que le daría la clasificación a la final del torneo, donde se enfrentó a El Nacional, de Ecuador, ganador de la otra serie disputada en Quito.

“Convertí muchos goles, pero el más importante fue el que nos dio el pase a la final frente a Municipal, luego enfrentamos a Nacional en partidos de ida y vuelta. En Quito igualamos sin goles y aquí les ganamos 2-0 y nos consagramos campeones”, recordó Farías.

Ante un estadio rebosante, el 19 de abril en el Atahuallpa, de Quito, Mariscal consiguió la mitad del título al empatar a cero con el local.

Una semana después, el 26 de abril, el estadio paceño, con 30.000 eufóricos hinchas, recibió al equipo nacional que alineó a: Juan Zimmerliz, Víctor Barrientos, Ángel Báez, Víctor Montoya, José Jiménez, Manuel Gramajo, Eliseo Báez, Genaro Hurtado, Remberto González, Juan Américo Díaz y Juan Farías. Todos bajo la dirección técnica de Félix Deheza. También formaban parte del equipo Antonio Ortega, Carlos Soto y Mario di Meglio.

El partido fue ardorosamente disputado. A los 40 minutos, Eliseo Báez recibió un pase desde la derecha de Hurtado que lo dejó solo frente al arquero y no perdonó: 1-0.

A los 12’ del complemento, Chembo González se filtró por el centro y cuando estaba a punto de convertir lo bajaron desde atrás. El árbitro paraguayo Sosa Miranda marcó la pena máxima y el mismo Eliseo Báez la cobró con tiro rasante, bien colocado, para decretar el segundo gol y a festejar. (Con datos de la Conmebol y el portal fifabolivia.com)

La otra mirada

NUNCA MÁS

Ésa fue la única edición del torneo Ganadores de Copa, pues no se repitió de manera oficial. En 1971 se jugó un torneo cuadrangular amistoso con la participación de América de Quito (Ecuador), Olimpia (Paraguay), Juan Áurich (Perú) y Valencia FC (Venezuela). El vencedor fue América y los partidos se jugaron en Quito.

SU FUNDACIÓN

Mariscal Santa Cruz se fundó con el nombre inglés de Northern Football Club en 1923. Constantemente tuvo que pelear ascensos y descensos en la Primera y Segunda División del fútbol paceño durante 30 años. En 1958, su emblemático presidente alemán Kurt Koenigsfet se suicidó, abrumado por deudas contraídas para el equipo. La institución ingresó en un periodo de franca decadencia y perdió la categoría.

EL REGRESO

En 1965 tuvo el honor de contar en sus filas con el concurso del Maestro del fútbol boliviano, Víctor Agustín Ugarte, que en su último año de actividad se despedía del público con la camiseta cardinal y en Primera División. Al año siguiente, los pocos dirigentes que quedaban al mando vendieron el club a las Fuerzas Armadas de la Nación.

Entonces la camiseta albiceleste volvió a brillar, retomó a Primera A, se contrataron muy buenos jugadores del país y del exterior.

LAS FIGURAS

En enero de 1967 llegaron dos jugadores argentinos de gran calidad: el Tanque Juan Américo Díaz, centrodelantero fuerte, veloz y goleador, procedente de Santiago del Estero, y el tucumano Juan Gitano Farías, que por ser también centrodelantero tuvo que correrse a la punta izquierda, pues poseía una zurda endiablada. Ambos serían naturalizados y llamados a la Selección de Bolivia.

YA NO EXISTE

Mariscal Santa Cruz desapareció con el tiempo. Hasta hace unos años todavía jugaba los torneos de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP). Sin embargo, hoy no está más.

OTRA FINAL

Aparte de Mariscal Santa Cruz, el único equipo boliviano que llegó a una final de un torneo de clubes de la Conmebol fue Bolívar, que en 2004 jugó por el título de la Copa Sudamericana. El ganador de ese certamen fue el argentino Boca Juniors. En La Paz, la Academia se impuso 1-0, pero en Buenos Aires cayó 2-0.

El dato

El entrenador del equipo campeón era Félix Deheza. Los goleadores de Mariscal Santa Cruz en ese certamen fueron: Eliseo Báez, con cinco tantos; Juan Farías, con tres; Remberto González y Genaro Hurtado, uno cada uno.

1 comentario:

  1. En la actualidad es el equipo boliviano que más lejos ha llegado en una recopa sudamericana.

    ResponderEliminar