Buscar este blog

sábado, 30 de marzo de 2013

31 de Marzo de 1963 Campeones con garra y coraje

;
Del Especial de El Deber
na proeza como pocas logradas por jugadores de fútbol bolivianos cumple mañana 50 años, el histórico campeonato sudamericano que se disputó en 1963 en los estadios de las ciudades de La Paz y de Cochabamba. Jugadores jóvenes y experimentados, que eran figuras en clubes cochabambinos y paceños, formaron parte de la selección que logró unir al pueblo boliviano, que, a la conclusión del certamen, los aclamó durante grandes concentraciones en las que le demostraron admiración y afecto por la conquista.


Los seleccionados
El seleccionado nacional estaba conformado por los siguientes jugadores: Arturo López en el arco; Roberto Cainzo (argentino nacionalizado), Eduardo Espinoza (argentino nacionalizado), Jesús ‘Pichón’ Herbas y Eulogio Vargas, en la defensa. Max Ramírez, Máximo Alcócer y Wilfredo Camacho, en el mediocampo; y Fortunato Castillo, Víctor Agustín Ugarte y Renán López, en la delantera. Como alternativas estaban Issac Álvarez (arquero), Hugo Palenque, Alberto Tórrez, Oswaldo Villarroel, Mario Zabalaga, Édgar Quinteros, Antonio Aguirre, Abdul Aramayo, Ramiro Blacut, Carlos Cárdenas y Ausberto García.


Dirigía el combinado nacional el brasileño Danilo Alvim, una ex estrella brasileña que formó parte de la selección que perdió la final del mundial de 1950 ante Uruguay en el hasta hoy recordado ‘Maracanazo’, a quien acompañaban en el cuerpo técnico José Villazón, como preparador físico, y Sixto Oquendo, como kinesiólogo.
Es de hacer notar que para este torneo Uruguay declinó su asistencia y Argentina envió un equipo prácticamente juvenil, pero con jugadores talentosos como el arquero Andrada, Grigol, Albrecht, Menotti y Savoy; Brasil fue representado por un equipo estadual y no por el poderoso combinado que había ganado un año antes el mundial en Chile.
Pese a este hándicap, pocos esperaban que Bolivia alcanzara el campeonato, la idea era hacer un buen papel y lograr uno de los tres primeros lugares.




Inicio a tropezones
El 10 de marzo se inició el campeonato en La Paz con el partido ante Ecuador. Bolivia formó con López, Caínzo, Espinoza y Vargas, en defensa; Tórrez y Camacho en el medio campo; y adelante Quinteros, Renán López, Máximo Alcócer, Ugarte y Castillo.
A pesar de que casi siempre se elige al rival más accesible para el debut del equipo local, el partido con los ecuatorianos fue difícil. Abrió la cuenta Renán López, a los 16 minutos, aumentando Castillo a los 27’, lo que presagiaba un gran resultado para la escuadra local, pero tres minutos más tarde el ecuatoriano Raffo, que a la postre fue el goleador del certamen, anotó el descuento y a los 44 Raymondi logró el empate.
Al comenzar el segundo tiempo parecía que se le venía la noche al seleccionado verde, ya que Gando a los 3 minutos puso el 3-2 para los ecuatorianos y Raymondi anotó el cuarto. Un silencio sepulcral envolvió el estadio Hernando Siles, cuyo público empezó de nuevo a alentar cuando, a los 10 minutos, ‘Tutula’ Alcócer acortó las cifras y Wilfredo Camacho igualó a los 35’, tanteador con lo que finalizó el encuentro
Este resultado constituyó un llamado de atención que los jugadores bolivianos asimilaron muy bien y fue el inicio también del fútbol ‘camachista’ que se puso al hombro al equipo en los momentos más difíciles.


Colombia vino después
Tras el partido con Ecuador, la selección se fue a Cochabamba para enfrentarse a Colombia, el 17 de marzo. A decir de los comentaristas de la época, fue un partido deslucido y con exceso de juego en el medio campo, en el que hizo su debut Hugo Palenque, en el único cambio que hizo el brasileño Alvim en el equipo nacional. La escuadra colombiana se puso en ventaja a los 4 minutos por intermedio de Botero. ‘Tutula’ Alcócer, jugando en su tierra, demostró sus dotes de gran goleador al marcar los dos tantos nacionales a los 22’ y 40’ del primer tiempo, en un marcador que no sufrió ninguna modificación en el segundo tiempo y Bolivia se ponía en el bolsillo su primer triunfo, que fue el comienzo de una nueva historia para el fútbol nacional.

Ante Perú y Paraguay
El partido ante la escuadra peruana se jugó el 21 de marzo en La Paz y empezó con un gol de Camacho, a los 2 minutos, en una faena que parecía fácil, pero a los 12 minutos empató Gallardo y Alcócer provocó el desnivel a los 49. El peruano León logró el empate a los 17’ del segundo tiempo y García puso cifras definitivas a los 31’ en medio de la euforia general. En este partido debutó Blacut que luego fue inamovible en el resto del campeonato.
El 24 volvió a Cochabamba para enfrentarse a Paraguay, donde el equipo boliviano logró un cómodo 2-0 con goles de Castillo a los 17’ del primer tiempo y de García a los 43’, del segundo tiempo.


Y luego Argentina
El 28 de marzo se jugó en la capital paceña el partido considerado como el más dramático del campeonato. Castillo, de palomita, abrió el marcador a los 11 minutos, pero el argentino Rodríguez empató cinco minutos después. Blacut puso nuevamente en ventaja a Bolivia y a los 35 minutos del segundo tiempo Rodríguez logró nivelar el marcador, poniendo un resultado nada bueno para las aspiraciones locales. A los 42’ hubo penal para Bolivia, que cobró el ‘Chino’ Ramírez, pero el arquero Andrada desvió al córner. Mientras los jugadores argentinos celebraban junto al portero, Castillo lanza el tiro de esquina que es cabeceado por Camacho, que puso el definitivo 3-2.


Brasil, la final
El 31 de marzo, en el Félix Capriles, de Cochabamba, Bolivia se enfrentó a Brasil que se puso en ventaja con un tanto de Flavio; Ugarte anotó el empate a los 29’ y Almir nuevamente dio la ventaja a Brasil, empatando Camacho a los 44’.
En el segundo tiempo García anotó el tercero para Bolivia y Alcócer el cuarto a los 12’, mientras que Ugarte de penal anotó el quinto a los 24’.
Dos goles brasileños le dieron dramatismo al final, pero no doblegaron al combinado nacional, que comenzó a celebrar el título

Unos datos


El torneo se jugó entre el 10 y el 31 de marzo de 1963

El delantero boliviano Renán López marcó el primer gol del torneo en el partido contra Ecuador.

Último gol. Máximo Alcócer marcó el cuarto gol ante Brasil y sufrió una doble fractura. No volvió a jugar más.

Contra Argentina. El triunfo frente a los rioplatenses fue clave para la conquista.


El brasileño alvim, dt de la selección
El director técnico de la selección boliviana durante el campeonato sudamericano de selecciones fue el brasileño Danilo Alvim, un recordado medocampista que fue titular de la escuadra brasileña durante el Mundial de 1950, cuando Uruguay le ganó a Brasil en el ‘Maracanazo’.
Alvim se hizo cargo de la selección, que en 1962 era dirigida por Vicente Arraya, a principios de 1963.
Danilo fue una estrella brasileña de la década de los 40 del siglo pasado, habiendo sido figura en el Vasco da Gama, equipo con el que ganó el Campeonato de Clubes de Sudamérica (actual Copa Libertadores) en 1948 y en la Copa América de selecciones de 1949.
El director técnico brasileño debutó en los partidos de vuelta de la Copa Paz del Chaco en Asunción, perdiendo en ambos contra la selección paraguaya (3-0 y 5-1), lo que estuvo a punto de costarle el puesto.
Pese a que gran parte de la opinión pública pedía su cambio, los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol lo mantuvieron en el cargo y al final fue uno de los héroes de la conquista.
Danilo Alvim murió en suelo brasileño el 16 de mayo de 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario