Buscar este blog

lunes, 25 de marzo de 2013

La selección quieren lavarse la cara ante Argentina y esperan darle una alegría a la afición.

;
La Prensa

Los jugadores solo piensan en regalar un triunfo a la afición nacional, que sufrió el viernes por la goleada.

La opinión coincidente de los jugadores de la Selección Nacional, a propósito del encuentro de mañana con Argentina en el estadio Hernando Siles a partir de las 16.00, es de "lavar" la pobre imagen dejada el viernes ante Colombia, donde fueron goleados por 0-5.
El que sea parte de la expedición albiceleste Lionel Messi, considerado como el mejor jugador del planeta, adiciona un plus importante a esta programación, lo que incidió incluso en el movimiento de la venta de localidades para este pleito, por lo que se descuenta que la cobertura del aforo del Siles será cubierto.
Los semblantes de los integrantes del equipo de todos, en referencia a lo que se vio el viernes, describían ayer rasgos de esperanza para reencontrarse con un buen resultado, porque se juega en casa y ante el más pintado de la eliminatoria sudamericana, Argentina. El trabajo realizado en la cancha de YPFB permitió ver a un equipo con la intención de dar una alegría al país.
“Mientras haya que sumar, porque de eso se trata, seguiremos buscando esa posibilidad. Está Argentina y luego Venezuela, ganando ambos partidos se puede recobrar impulso”, dijo en tono enfático Marco Antonio Sandy, ayudante de campo de Xabier Azkargorta. En tanto que Ronald Raldes aseguró que solo se piensa en ganar, a como de lugar.

"Tenemos que matarlos desde el primer minuto de juego. Todos quieren jugar este partido. Lo tomamos como una revancha de lo sucedido en Colombia"

Walter Veizaga / MEDIOCAMPISTA DE BOLIVIA

"Se hizo un mal partido en Barranquilla y ahora tomamos como una revancha el partido ante Argentina porque Bolivia necesita sumar puntos"

Marvin Bejarano / LATERAL DE BOLIVIA

Suárez se reincorporó

Está de duelo
Hugo Suárez se reincorporó a la Selección Nacional -ayer por la tarde- a pesar del momento difícil por el que pasa debido al fallecimiento de su madre.
Como muestra de solidaridad al dolor de Hugo y su familia, el equipo llevó en el brazo un cintillo negro en Barranquilla.
Suárez se incorporó, dando muestras de que la Selección Nacional es un grupo muy unido, más en este momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario