Buscar este blog

domingo, 24 de marzo de 2013

Un estadio verde

;
La Prensa

El entrenador nacional dijo que tuvo una “envidia sana” en Colombia cuando vio a todo el estadio Metropolitano vestido “de amarillo”.

El seleccionador nacional, Xabier Azkargorta, confesó ayer que en Barranquilla tuvo una “envidia sana” al ver el estadio Metropolitano de “amarillo”, y por eso se atrevió a pedir a los aficionados que asistan pasado mañana al estadio Siles que vistan de verde —como el césped— para pintar un marco favorable y buscar el mejor resultado posible ante Argentina. “En Barranquilla, todos estaban vestidos de amarillo, en las calles, en el estadio; fue un fervor y magnífico, espectáculo incluso para el rival. Ojalá aquí podamos ver un público verde y que la cancha esté teñida de verde”, dijo el seleccionador nacional. Azkargorta, a tiempo de hacer un balance de lo que aconteció ante Colombia, expresó con sinceridad y honestidad que “el rival fue superior a Bolivia, pero el resultado fue abultado”. “Los dos últimos goles me parecieron un excesivo castigo. Colombia fue mejor equipo y jugó mejor, pero sí me defiendo de lo abultado que considero que no fue para tanto”, aseguró a los medios paceños, tras su retorno de Barranquilla. Criticó a la gente oportunista que espera la caída de la Selección Nacional para salir a la palestra y criticar el proceso. “En la vida hay este tipo de personas, y es el tiempo de los oportunistas, pero nosotros no vamos a andar con eso, porque el fútbol te da revanchas, y más en esta oportunidad”, puntualizó.
La Selección, en este sentido, comenzó a realizar un trabajo anímico dentro del plantel. Ayer por la mañana, no obstante que el grupo llegó por la madrugada a La Paz, se reunió en una de las salas del hotel Europa para hacer un mea culpa. El capitán de la Verde, Marcelo Martins, está ultimando los detalles de un almuerzo del plantel previsto para hoy, cuando se seguirá conversando de lo que fue el partido ante Colombia.

Tigres, al RUEDO

Variantes. La presencia de los dos laterales atigrados Jair Torrico y Diego Bejarano está latente y junto con Ronald Raldes podrían conformar una zaga
inédita en las eliminatorias. Si bien el central del Colón de Santa Fe es pieza cantada, la presencia de los dos atigrados es una de las cartas que maneja el DT de la Verde, Xabier Azkargorta. En el entrenamiento de ayer por la tarde en el Siles, Torrico, Bejarano y Raldes realizaron un trabajo especial con Ronald Eguino, en el equipo con ponchillos verdes, con Sergio Galarza en el arco. Este equipo se completó con Ronald García, Leandro Maygua y Vicente Arze. En el trabajo se vio el don de mando de Raldes que levantó la voz en diversos pasajes. Otro grupo, con Martins, Mojica y el resto de jugadores que fueron de la partida ante Colombia, cumplió una tarea regenerativa. Hoy, desde las 09.30, el plantel se entrenará en la cancha
de YPFB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario