Buscar este blog

lunes, 26 de octubre de 2015

Tras el rastro de los exligueros desaparecidos

;

Son parte del ayer, de la historia del balompié nacional. Más allá del mucho o poco protagonismo que tuvieron en las lides nacionales, todos ellos han dejado su huella en el profesionalismo.

Desde 1977 a la fechaa, la Liga tuvo a 43 clubes participantes, de los cuales 17 dejaron de existir, según investigó el #1.

El común denominador de estas desapariciones se establece a partir de los problemas económicos, malos manejos dirigenciales y hasta “caprichos” personales.

Clubes vallunos

Desde la creación de la Liga, siete clubes cochabambinos fueron parte de ella en diferentes años: Aurora, Wilstermann, Bata, Petrolero, Orcobol, Metalsan y San Pedro. Sólo los dos primeros permanecen activos.

Bata fue el primero en desaparecer, luego de que la organización mundial “Bata” determinó su desafiliación liguera en 1979.

Luego de su disolución (1979), la Asamblea Municipal del Deporte de Quillacollo (AMDQ), a la cabeza de Wilfredo Rojas, adquirió el club Tunari y lo rebautizó como Bata, en honor al extinto club.

Petrolero, fundador de la Liga, fue protagonista en la década de los 80, empero la crisis económica golpeó de tal manera al Refinero que se desafilió dos veces de la Liga. Su desaparición final se dio en 1996.

Más adelante, el club Orcobol, de fugaz paso por la Liga, encontró su final en 1993 luego de que la empresa Organización Comercial Boliviana (Orcobol) protagonizara una de las más grandes estafas económicas del país.

Con poca presencia en el seno profesional, según los datos de la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC), los clubes Metalsan y San Pedro desaparecieron en la década del 2000.

Clubes paceños

En la historia liguera, dos clubes paceños fueron incapaces de lidiar con las deudas económicas: La Paz FC (2013) e Iberoamericana (2008).

El primero fue representante nacional en torneos de gran valía como la Copa Libertadores y la Sudamericana.

La debacle económica del club azulgrana originó una crisis que ni el empresario alteño Manuel Quispe pudo solucionar.

En el caso de Iberoamericana, éste fue una filial del club Bolívar que estuvo cinco años en el seno liguero y con muchas deudas con sus jugadores. En 2008, tres años luego de su descenso, fue absorvido por el club Cafetalero Caranavi, hoy integrante de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP).

Clubes benianos

La peor parte de este recuento es para los elencos benianos. De cinco participantes en la Liga, cuatro consumaron su desaparición.

Los constantes viajes, los sueldos devgengados y deudas crecientes fueron factores que derivaron en la desaparición de 20 de Agosto (1978), Real Beni (1992) y Atlético Pompeya (2000).

El caso más reciente fue el de Real Mamoré (2014), equipo descendido en la temporada 2011/2012 de la Liga. A pesar de las grandes deudas contraídas, el club fue adquirido por Coco Franco. Hoy, el dirigente beniano desistió de mantener en vigencia al Turbión y fundó otro con legado regional: Atlético Mamoré, hoy en la categoría B de la Asociación Beniana de Fútbol (ABF).

Clubes potosinos

El tiempo y la economía no fueron aliados de los clubes de la Villa Imperial. Independiente Unificada (desaparecido en la década de los 90), fundador de la Liga y cuna de grandes jugadores, fue incapaz de sostenerse luego de dejar la Liga en 1982.

Inclusive, Independiente Unificada estuvo cerca de desaparecer en los años 70, empero la Empresa Minera Unificada Sociedad Anónima (Emusa) se hizo cargo y el once potosino fue parte de la Liga entre 1977 y 1982.

Similar suerte corrió Primero de Mayo (1985), equipo de los transportistas que desapareció luego de fracasar en la Liga, según datos extraídos de la Asociación Potosina de Fútbol (APF).

El caso más reciente es el de Deportivo Municipal (2013), equipo que se disolvió debido a la poco coordinación de sus dirigentes y otros hechos que derivaron en su disolución.

El club de los maestros

Sucre tuvo en el club Magisterio Rural a su representante liguero en los años 1984 y 1985, en sucesión de Stormers.

Luego de su descenso a la segunda división, Magisterio Rural se mantuvo hasta 1987 en la Asociación Chuquisaqueña de Fútbol (ACHF), antes de su desaparición.

Otros casos

Siempre debido a las deudas adquiridas, clubes como Unión Central (TRJ) y Bamin (PTS) se diluyeron paulatinamente en la actividad asociacionista.

En el caso de Unión Central, una enorme deuda y una crisis institucional ocasionó que el club fuera refundado en 2009 como Unión Tarija.

Por el lado de Bamin (Banco Minero), el club se disolvió en 1994 al poco tiempo de unirse al club Real Potosí (hoy en vigencia).

Un caso excepcional y que sobrevivió a una inminente disolución fue la del exliguero Wilstermann Cooperativas (PTS), elenco que se fusionó con el club 10 de Noviembre y hoy ostenta el título de la asociación potosina como 10 de Noviembre-Wilstermann Cooperativas.

17 Clubes

Que jugaron en la Liga entre 1977 y 2015 dejaron de existir debido a la delicada situación económica que atravesaron a raíz de las deudas. De todo este grupo, solo tres equipos tuvieron la fortuna de unirse a otras instituciones y sobrevivir a la crisis que los dejó cerca del abismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario