Buscar este blog

miércoles, 9 de enero de 2019

Vuelve el Sub-20 y naturalizados no podrán jugar como bolivianos

;
Por votación mayoritaria en el Consejo de la División Profesional, un jugador Sub-20 deberá ser incluido, al menos, por 45 minutos en el campo de juego. La gran oportunidad que varios estaban esperando se hará realidad y depende de ellos aprovechar y quedarse los 90 minutos como titulares.
La inclusión del Sub-20 fue propuesto por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) durante la reunión y como no hubo un acuerdo total, se lo sometió a votación, recibiendo el apoyo de nueve dirigentes.
Hasta hace unos años, la medida causó polémica en la mayoría de los equipos, en vista de la carencia de talentos en esta categoría. En aquel entonces, los entrenadores apostaban por incluir a un lateral para cumplir la normativa. En esta oportunidad, y con base en la Licencia de Clubes, los equipos de la División Profesional están en la obligación de promover valores a través de sus divisiones menores.
Los naturalizados no serán reconocidos como bolivianos para jugar en la División Profesional.
El Consejo Superior de la Federación Boliviana de Futbol (FBF) rechazó, por unanimidad, el cambio a la normativa en relación a los jugadores naturalizados.
Con la normativa sin variantes, los naturalizados se inscriben como bolivianos, pero no pueden ocupar la plaza de boliviano de origen, en ningún partido.

NO HABRÁ PUESTOS DE
JUEGO PARA LA PRENSA

Los clubes de la División Profesional de fútbol boliviano desecharon multar a los clubes por la actuación de los pasapelotas, además se definió que a partir del Apertura 2019 no habrá puestos de juego para la prensa deportiva, tanto de radio como televisión; solamente reporteros gráficos tendrán acceso al campo de juego.
La multa sería de Bs 5.000 si los pasapelotas hacen hora, desaparecen los balones, situación que debería ser controlada por el veedor y el árbitro del partido. Algunos delegados rechazaron esta medida y pidieron que la multa sea de Bs 500, pero al final quedó sin efecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario