Buscar este blog

lunes, 29 de julio de 2013

Las ridículas quejas de la FBF contra el periodismo

;
Cambio

El periodismo deportivo recibió una ridícula bofetada de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). A través de un comunicado —hasta ahora su presidente, Carlos Chávez, no ha dado la cara— se refirió en términos agraviantes a la tarea que realizan los medios de prensa. Dijo que sólo insultan, calumnian y descalifican y no son un aporte en el desarrollo del fútbol.

También propuso que compitan en unas “eliminatorias periodísticas” para ver quién es mejor y quién el peor. El tema es analizado por dos periodistas de larga trayectoria.

¿Qué sensación les deja la solicitada de la FBF que involucra a los periodistas deportivos?

Juan Carlos Costas (JCC): Me parece algo torpe. La Federación no tiene idea sobre lo que realmente quiere, pero resulta que hay algunos asesores o algún mercenario que vende la pluma y no identifica plenamente qué periodistas quieren qué.

Todos los periodistas tenemos un punto de vista, y si la publicación la hizo alguien vinculado al periodismo, no tiene ética, porque por un principio de ética ningún periodista pretende dar normas de conducta a sus colegas. Esto sólo es la venta de la pluma, de la opinión al mejor postor.

Tito de la Viña (TLV): Es una cháchara con la que la Federación quiere esconder la realidad por la que atraviesa el fútbol nacional, por la mala dirección actual y también por muchas malas dirigencias de otro años. Pretende tapar el sol con un dedo cuando la opinión pública conoce bien la realidad de nuestro fútbol a través de los medios de comunicación.

No puedo responder por todo el periodismo nacional, pero sí puedo hacerlo por mi trayectoria de más de 60 años. Estoy en condición de afirmar, y lo he hecho permanentemente, que la deficiente estructura de nuestro balompié es la principal causa de todos los males actuales. Las famosas tres cabezas del balompié nacional nos han llevado al sótano en el concierto sudamericano, y la mala administración de sus recursos económicos de una de esas cabezas lo ha colocado como deudor del Estado. El hecho de que el deporte nacional no tenga políticas capaces de guiar y sostenerlo atañe no sólo al fútbol sino a todas las disciplinas deportivas.

El fútbol profesional cuenta con recursos propios que surgen de la FIFA, de la Conmebol, de la televisión, de los sponsors, de las recaudaciones y de los aportes de socios de clubes; esos recursos mal empleados han provocado el quiebre económico actual. La falta de apoyo a la labor formativa de nuevos valores es atribuible directamente a la Federación, a la Liga Profesional de Fútbol, a la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) y a los clubes, que no le han prestado nunca la atención debida en ese acápite.

El Círculo de Periodistas Deportivos de Bolivia (CPDB) tendrá que defender el exabrupto de la Federación. A mí sólo me cabe puntualizar lo que en 62 años de trayectoria he sostenido y lo seguiré haciendo. Cabe recalcar que la opinión pública es el mejor juez y también las encuestas que se realizan periódicamente respecto al tema confirman nuestra posición.

¿Los periodistas insultan, calumnian y descalifica, como dice el comunicado?

JCC: Debería ser un comunicado puntual, nos han dicho tal cosa, nos han insultado y nos han calumniado. Hay un sentimiento general en el país, en el aficionado, en el hombre de a pie, que dice que la gente más desacredita del país está en la dirección del fútbol. Una revista de Santa Cruz (Poder y Placer) ha hecho una encuesta en el eje (La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y El Alto), y esa encuesta elaborada en un universo que nada tiene que ver en el fútbol es absolutamente lapidaria porque determina que los peores dirigentes del fútbol son el actual presidente de la Federación (Carlos Chávez) y el actual presidente de la Liga (Mauricio Méndez), o sea que no hay por dónde perderse. ¿Con una publicación la Federación pretende que ese grueso de la población que ha condenado a los dirigentes como los peores vaya a cambiar? Es la pregunta del millón.

Por ahí se pretende intimidar; en el caso particular, no comparto la forma de dirección de la Federación, partiendo del siguiente punto de vista: ya están 15 años o más entronizados en la presidencia de la Federación y la Liga, ¿qué han hecho en estos 15 años? Eso sí, se aprobaron sueldos porque no son directivos voluntarios sino asalariados. ¿Qué han hecho por el fútbol?, ¿tienen algún plan?, ¿alguna vez han sometido los movimientos económicos, deportivos, incluso judiciales con total trasparencia a auditorías externas?, ¿por qué los campeonatos están cada vez mal organizados? Hay peleas y dificultades, como la famosa casuística en la Liga.

El público está cansado de los dirigentes del fútbol y no es necesario que los periodistas lo digamos, es un concepto general, y por más solicitadas que se mande la Federación, o alguno de sus mercenarios contratados por tiempo limitado lo escriba, eso no va a cambiar.

TLV: Creo que no han existido, por lo menos yo nunca he difamado a nadie. Lo que pasa es que cuando se dice que el Centro de Alto rendimiento (CAR) nunca se ha inaugurado pese a haber recibido un millón de dólares de la FIFA del programa Goal, ellos creen que eso es insultar o difamar, cuando solamente se está diciendo una realidad. Eso está confirmado. Bolivia es el único país en Sudamérica que no tiene un CAR.

¿Qué le parece que el comunicado de la FBF sugiera a los periodistas someterse a unas ‘eliminatorias periodísticas’ para determinar quién es el mejor y quién es el peor?

JCC: Ja ja ja... Lo único que falta es que las palomas cacen a las escopetas. Con qué autoridad mortal la Federación va a pedir realizar un escalafón de periodistas cuando ellos han sido calificados como los peores.

Los que tenemos un criterio formado sabemos que no nos van a intimidar. A algún periodista deportivo lo han amenazado con un juicio, por decir la verdad, pero, ¡por favor! Lo que duele en este caso a los periodistas es que alguien quiera sentar las bases del funcionamiento periodístico en este país.

TLV: Eso es ridículo, de eso se encarga la opinión pública, que es la que sabe aprobar o rechazar todo lo que acontece en el ambiente general, particularmente en el deporte y en el fútbol, de manera que lo que dice la FBF es risible.


88 AÑOS tiene la Federación Boliviana de Fútbol y es la primera vez que se publica una solicitada pagada que va en contra del ejercicio de los periodistas deportivos.


“Con solicitadas pagadas no nos van a intimidar por pensar diferente a ellos.

Juan Carlos Costas / Director de Pratel


“Decir la verdad no es insultar ni difamar. Nunca he insultado ni difamado a nadie.

Tito de la Viña / Periodista deportivo


Los dardos

Fragmentos del comunicado de la Federación:

“Hace ya bastante tiempo que estos personajes (los periodistas) se han dado a la tarea diaria de insultar, calumniar y descalificar lo que se hace en los ámbitos de la institucionalidad del fútbol”.

“Quisiéramos saber si estos comunicadores estarían dispuestos a formar parte de las soluciones y no más problemas, a través de una encuesta que podría promoverse a objeto de averiguar cuán profesional o no es el trabajo de ellos estratégicamente distribuidos en medios impresos, radiofónicos y televisivos”.

“La Federación, debido a su insuficiencia de recursos económicos, no ha podido hasta ahora dar cuenta de todo lo que hace cotidianamente en la realización permanente de torneos en todas las categorías”.

“Quisiéramos una sola idea concreta y realizable de parte de estos comunicadores puestos en campaña contra la FBF, pero sabemos que tal cosa no vende titulares, que es más fácil elegir a las víctimas circunstanciales”.


Plantean intervención y trabajo

Juan Carlos Costas considera que el Estado debería intervenir el fútbol para que se cambien dirigentes y se modifique la actual estructura.

“Los actuales dirigentes de la Federación están complemente descalificados, igual que los del Comité Olímpico Boliviano, ¿y sabe por qué?: porque el país está cansado de que esas instituciones estén manejadas por más de 15 años por los mismos dirigentes. Yo soy un convencido de que el Estado debe intervenir la Federación, nombrar una comisión que en un lapso de 120 días reforme los estatutos, reforme las estructuras y convoque a un congreso donde se postulen, como requisito sine qua non, dirigentes que en la actualidad no estén en ejercicio en la Federación, la Liga y la ANF, que emerjan nuevos dirigentes, a quienes se les otorgue un período de cuatro años y que al cabo de ellos no haya reelección. Es hora de que aparezcan nuevas ideas para que el fútbol y el deporte se desarrolle de verdad”.

Según Tito de La Viña, “en lugar de hacer comunicados se debería empezar a trabajar. En este momento la Selección está eliminada del próximo Mundial y ya debería comenzar a trabajar con nuevos valores, en selecciones Sub-17, Sub-20, para que de ahí salga el próximo equipo para jugar las eliminatorias del Mundial 2018. Yo no veo ningún trabajo, empezando del técnico (Xabier Azkargorta), que no está cumpliendo ninguna labor acorde con lo que realmente es aconsejable”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario