Buscar este blog

lunes, 9 de marzo de 2009

Apertura 2009 4ta Fecha: The Strongest 1 - Wilstermann 1

;

La Prensa

The Strongest jugó al filo de la navaja y lo pagó caro. No hizo mucho por ampliar el uno a cero con el que iba ganando y fue superado en el juego por Wilstermann, que a la postre le igualó. El “Aviador”, que buscó y mereció por lo menos llevarse un punto, hizo lo que tenía que hacer, más allá de que el tanto del empate hubiera llegado a través de un penal inventado por Heberth Aguilera, que creyó ver una falta inexistente dentro del área, de Ortiz contra Varaldo. En realidad fue un roce de los miles que se producen en el fútbol, y quizás el referí se dejó impresionar

—algo todavía más criticable para alguien de su experiencia— por la artística caída del delantero visitante.

Que la equivocación de Aguilera fue determinante para el resultado final, eso ni duda cabe. Pero ésa es harina de otro costal.

Lo otro, que tiene que ver con lo estrictamente futbolístico, inclina claramente la balanza a favor de “Wilster”. El “Rojo” fue dueño del primer cuarto de hora y de todo el segundo periodo. Colectivamente funcionó como un reloj, aunque le faltó a ratos profundidad y, cuando la tuvo, equivocó la definición. La otra media hora de la etapa inicial fue de The Strongest, lapso en que Vázquez hizo el gol y los “atigrados” dispusieron de unas cuantas opciones más, todas desperdiciadas.

El “Tigre” no jugó tan mal, pero sí estuvo distante de lo que mostró en la segunda etapa del choque ante La Paz Fútbol Club. El esfuerzo de Arévalo en la mitad no fue suficiente, Merlo le ayudó poco y el “Bomba” estuvo muy alejado. Se topó, además, con un rival mucho más experimentado, mejor dotado técnicamente, y eso hizo que “Wilster” se adueñara del medio campo (Torrico y Esteche, cuando apareció, fueron claves) y, a partir de ahí, dominara gran parte del juego.

Al cabo del primer cuarto de hora, la sensación era de que Wilstermann había desperdiciado un puñado de oportunidades de gol. Ovelar, Ríos y sobre todo Varaldo no estuvieron acertados en la puntada final.

El primer disparo “atigrado” fue obra de Colque a los 16 minutos. El “Tigre” tardó en despertar. Cuando finalmente lo hizo se fue aproximando al área rival e inquietó a Hugo Suárez, hasta que a los 24’, Vázquez aguantó la marca de Carballo y su derechazo, con poca potencia, fue suficiente para vencer la tardía estirada del golero.

Hasta ahí, The Strongest había hecho bastante poco, pero anotó una de las pocas opciones que tuvo. Luego hizo mucho más, como para ampliar la cuenta, pero erró o se topó con las atajadas de Suárez.

La más clara fue la jugada de los 30 minutos, un pase de Gutiérrez a Saucedo, que definió bien tras eludir al arquero, pero Amador se cruzó en el camino de la pelota y logró desviarla.

“Wilster” llegó dos minutos después con una clara ocasión, el arquero Grosso y la defensa stronguista hicieron aguas, mientras tres “aviadores” no pudieron embocar.

Lo que quedaba de ese periodo fue netamente “gualdinegro”. En un “bombazo” de Gutiérrez estuvo el segundo, pero la defensa salvó con Suárez vencido; y tras un centro de Colque, Saucedo estrelló el balón en el travesaño, en una acción que fue invalidada por supuesta posición adelantada.

En la segunda mitad, que tuvo menos jugadas en las áreas, Wilstermann no sintió para nada la expulsión de Vaca por doble amarilla. Fue a los 16’; sin embargo el hombre menos no le hizo mella, y tampoco The Strongest supo sacar tajada al hombre de más.

Salvo un par de ataques —uno muy mal definido por Saucedo—, el “Tigre” no volvió a llegar con riesgo a la portería de Suárez. Fue “Wilster”, en cambio, dueño del balón, el que propuso juego porque claramente lo necesitaba para igualar, y lo hizo de manera inteligente, pues mientras se iba hacia adelante, tuvo la precaución de no dejar espacios atrás para el contragolpe stronguista.

Amador, Pereira y Esteche —estos dos exigiendo una buena respuesta de Grosso— estuvieron por anotar el empate, que finalmente llegó a los 43’ mediante un penal bien ejecutado por el paraguayo.

La acción previa —a los 41’—, la del supuesto penal, fue el máximo de precisión de Aguilera, porque sólo el referí vio la falta. Ni siquiera la repetición televisiva dejó el convencimiento de que, efectivamente, Ortiz le cometió infracción a Varaldo.

Los minutos que quedaban, incluidos los casi cinco de descuento, no le sirvieron al “Tigre” para cambiar la historia. Es que, en los 90 anteriores, había hecho muy poco para merecer el triunfo y casi nada para asegurarlo. Wilstermann, en justicia, no tenía por qué irse con las manos vacías.

3 goles convierten a Pablo Vázquez en el goleador “atigrado”. El argentino jugó sólo dos partidos —debutó con dos goles ante La Paz Fútbol Club— y en ambos embocó. De los cuatro tantos del “Tigre” en lo que va del Apertura, el restante fue obra de Fernando Merlo.

La otra mirada

MAL EL TRÍO

Aguilera no estuvo bien, como tampoco fue la tarde de los árbitros asistentes, sobre todo Juan Carlos Arroyo (en la recta de general), quien falló seguido cobrando posiciones adelantadas inexistentes. En la segunda mitad, Jorge Calderón también invalidó un buen ataque de The Strongest, en el que no había off side.

A LAS PATADAS

El chico Nelvin Soliz jugó un buen partido, se desenvolvió rápido por la banda derecha stronguista y le puso a varias jugadas un toque de habilidad. Algunos “aviadores” no tuvieron otra que apelar a la infracción para frenarlo.

También Colque mostró una dosis de su habilidad. En el segundo tiempo hubo contra él una fuerte infracción de Amador, que debió irse expulsado. Santos también se hizo al lesionado y logró que Aguilera le perdonara.

CON LA PÓLVORA MOJADA

Carlos Saucedo es un goleador, de eso no cabe duda. Pasa que hasta ahora no se ha encontrado con la red. Al delantero “atigrado” no se le puede reprochar nada, pone esfuerzo y está donde debe estar, incluso hace buena pareja con Pablo Vázquez, a quien —en cambio— las cosas le están saliendo. El atacante nacional estrelló ayer una pelota en el travesaño y perdió —por mala definición— un par de ocasiones más.

SE LO “COMIÓ” SUÁREZ

Vázquez luchó como debía y ganó, se quitó de encima la marca de Carballo, pero su disparo no fue muy fuerte, aunque sí bien colocado. Sin embargo, en el gol tuvo mucho que ver el golero Suárez, quien reaccionó tarde y no pudo llegar. El segundo arquero de la Selección estuvo distraído en esa jugada.

LAS AMARILLAS

Entre amonestados por infracciones fuertes y por reclamos, el árbitro Heberth Aguilera sacó ocho tarjetas amarillas: Doile Vaca, Limberg Gutiérrez, Pablo Vázquez y Jorge Ortiz, de The Strongest; Hugo Suárez, Santos Amador, Guillermo Imhoff y Francisco Esteche, de Wilstermann.

El árbitro

MAL

En todo el partido Heberth Aguilera pasó por alto faltas evidentes, incluso para tarjeta. Cuando cobró alguna se ahorró la amonestación —por ejemplo contra Amador— que hubiera supuesto la expulsión del infractor. A poco del final sacó de la galera un penal que ni la televisión fue capaz de confirmar la existencia de una falta.

Sin figura

No fue un partido de lucimiento individual.

Los arqueros cumplieron su función en la poca medida en la que fueron exigidos por los atacantes.

En todo caso, sería injusto dejar pasar algunas actuaciones que intercalaron esfuerzo y habilidad, como el caso de los dos laterales “atigrados”, Nelvin Soliz y Percy Colque. Por esa ruta, aunque con más fuerza corporal y garra, circuló también el goleador stronguista Pablo Vázquez.

Síntesis

THE STRONGEST 1

Damián Grosso

Doile Vaca

Sandro Coelho

Rosauro Rivero

Nelvin Soliz

(35’ST Jorge Ortiz)

Fernando Merlo

(32’ST Herman Soliz)

Wílder Arévalo

Percy Colque

Limberg Gutiérrez

(40’ST Gustavo Aguirre)

Pablo Vázquez

Carlos Saucedo

DT: Julio C. Toresani

WILSTERMANN 1

Hugo Suárez

Santos Amador

Marcelo Carballo

Guillermo Imhoff

Didí Torrico

Édgar Olivares

(32’ST Javier Guzmán)

Jimmy Vaca

Francisco Esteche

Cristian Ovelar

(18’ST Marcos Pereira)

Gabriel Ríos

(1’ST Bernardo Aguirre)

Luciano Varaldo

DT: Mauricio Soria

Goles Min. Autor

1-0 24’PT Vázquez (TS)

1-1 43’ST Esteche (W) penal

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 114.975.-

Público: 8.748 entradas vendidas, 397 abonos y 2.021 libres

Árbitro: Heberth Aguilera

Asistentes: Jorge Calderón y Juan Carlos Arroyo

Expulsado: Vaca (W), 16’ST

No hay comentarios:

Publicar un comentario