Buscar este blog

sábado, 14 de marzo de 2009

Diego anticipa que atacará a Venezuela y Bolivia con sus estrellas Messi, Agüero y Tevez

;
La Prensa




Diego Armando Maradona se las trae, alista para la próxima doble fecha de las eliminatorias, en las que se medirá con Venezuela en Buenos Aires y con Bolivia en La Paz, una selección argentina ofensiva repleta de estrellas que cuestan millones y millones.

Si los planes del ex astro no cambian o no se vienen a pique por alguna ausencia impensada, Argentina se presentará el 1 de abril en el “Hernando Siles” con un trío de ensueño: los delanteros Lionel Messi (Barcelona de España), Sergio Agüero (Atlético de Madrid español) y Carlos Tevez (Manchester United inglés), “más otros jugadores que ataquen”.

A la hora de venir a La Paz en las anteriores ediciones de las eliminatorias, los entrenadores argentinos de turno ponían siempre sus reparos respecto de traer a sus máximas figuras, o éstas no querían venir por temor a la altura. Entonces la selección “albiceleste” no era la “original”, lo que no quiere decir que su poderío no hubiera sido suficiente para obtener buenos resultados en Miraflores.

Con Maradona será diferente. El ex “10” ya dijo —hace semanas— que “a la altura no hay que temerle, hay que enfrentarla”, y ayer aseguró que los llamados “chiquititos” de arriba serán su principal arma para enfrentar los dos próximos partidos de las eliminatorias.

“No tengo ningún problema en ir a atacar a Venezuela y Bolivia”, aseveró.

“Pero no vamos a ser ofensivos a ultranza sin ser equilibrados”, agregó en una entrevista con el diario Clarín.

Dijo que ignora cómo irá a reemplazar a Juan Román Riquelme, quien acaba de renunciar al seleccionado enfadado con las objeciones que recibió de su técnico por su actual nivel de juego en Boca Juniors.

La fiesta para la afición boliviana hubiera sido completa si aparte de Messi, Agüero y Tévez también venía Riquelme, pero el jugador de Boca no comparte los “códigos” de Maradona, y será el gran ausente en la “albiceleste” de aquí hasta el Mundial de Sudáfrica 2010, incluso.

Ante esa renuncia, el ex astro reconoció que debe “pensar en otras opciones”, aunque inmediatamente aseguró que las tiene.

Maradona volvió a lamentar la retirada del talentoso armador del popular club Boca Juniors e insistió en que estaba incluido en su equipo ideal. Aclaró que lo único que había dicho sobre Riquelme “es que debe jugar 20 metros más adelante en la cancha”.

“Si eso es faltarle el respeto o romper códigos, entonces, ¿para qué estoy en la selección?”, se preguntó el ex capitán del combinado campeón mundial México 1986.

En Argentina, y antes de que Maradona diera la nómina completa de convocados, ya se preguntan qué hará el entrenador para dotarle al seleccionado de un armador.

Con Messi, Agüero y Tevez entre los titulares, como se perfila el ataque, Rodolfo Montenegro únicamente reemplazará a Riquelme en el número de la camiseta, según el diario Olé, que escribió a continuación: en la cancha hará falta un armador, un jugador que pueda generar una pausa, alguien con toque preciso para potenciar a los tres chiquitos de arriba. Alguien, justamente, del estilo de Román…

Entre los ya convocados, Verón aparece como el más adecuado para esas características, aunque no se descarta a Andrés D’Alessandro, quien actúa en el Inter brasileño.

El miércoles, Maradona dijo que la camiseta “10” de Riquelme se la iba a dar a Rodolfo Montenegro, de Independiente.

Pero era obvio que Diego habló quizás desde el rencor hacia Riquelme y que se apuró en esa decisión. Además, Montenegro no es enganche clásico como Riquelme, sino que es un “mediapunta” y en Independiente juega un partido bien y otro regular.

Maradona dejó entrever que se arrepintió de lo que declaró. “Dije el Rolfi (Montenegro) porque la tiene (la “10”) en Independiente. Si la quiere Lio (Messi) se la daré. Está (Juan) Verón también. O por ahí no la quiere nadie. Ahora, los chicos prefieren la 19 o la 22. Se sienten más liberados”.

A sabiendas de que Montenegro no será titular, al menos por ahora, y que la “10” podría quedarle grande, Maradona agregó entre risas, según Clarín: “Este qui… (lío) lo armé yo, así que hacete cargo Diego… El que la lleva se tiene que cargar el equipo al hombro. Tiene que ser el dueño del equipo”.

En la práctica, a Maradona no le gusta jugar con enganche, salvo quizás con Riquelme, ausente en los dos partidos de fogueo que ganó Argentina, 1-0 sobre Escocia y 2-0 ante Francia. El técnico apeló a un dispositivo táctico que no incluyó a un solo jugador como pieza medular.

Maradona dejó en claro que prefiere a Messi, Agüero y Tevez adelante, un “doble cinco” en el medio con Javier Mascherano y Fernando Gago y sin enlace, ya que para esa función cuenta con el sacrificio de Maxi Rodríguez, Juan Sebastián Verón, Angel Di María o Jonás Gutiérrez, entre otras variantes.

El fútbol argentino no cuenta con un enlace tradicional al estilo de Riquelme, lento para caminar, veloz para pensar y aduana obligada de todos los avances de Argentina.

La otra mirada

NO HUBO LLAMADAS

El seleccionador argentino, Diego Maradona, aseguró que “ningún jugador” de la plantilla “albiceleste” le llamó para manifestarle su apoyo luego de la renuncia de Juan Román Riquelme al equipo nacional.

“Voy a saber lo que piensan cuando me reúna con ellos, si es que lo tengo que saber. Por ahí no dicen nada”, dijo Maradona al matutino Clarín al referirse a comentarios de la prensa argentina en los que se aseguraba que varios futbolistas expresaron al entrenador su “alivio” por la salida de la selección del centrocampista de Boca Juniors.

QUE NO EMBARRE

Maradona afirmó que Juan Román Riquelme “tiene derecho” a renunciar al equipo nacional, pero advirtió: “Que no embarre la cancha”.

“No tengo problemas si Román renuncia, pero que no me ensucie a mí y que no embarre la cancha”, dijo “Pelusa” al diario Clarín en relación con lo que afirmó el futbolista cuando anunció su decisión de apartarse del equipo “albiceleste”, en cuanto que sus códigos y los de Maradona son distintos.

ZANETTI, AL MUNDIAL

Javier Zanetti, del Inter de Milán, quien en agosto cumplirá 36 años, es el futbolista de la selección argentina que más ha “impresionado” al entrenador Diego Maradona, quien aseguró que “llegará perfectamente al Mundial” de Sudáfrica 2010.

“Pupi” Zanetti, que debutó en 1992 en la Segunda División de su país con el equipo de Talleres de la localidad bonaerense de Remedios de Escalada y jugó en el Banfield durante dos años, cumple en el Inter su decimocuarta temporada.

La frase

No tengo ningún problema en ir a atacar a Venezuela y Bolivia. Lionel, el ‘Kun’ y Tevez comandarán el ataque, más otros jugadores que ataquen. Pero no vamos a ser ofensivos a ultranza sin ser equilibrados”

Los tres cuestan millones y millones

El conjunto que dirige Diego Maradona es uno de los más caros del mundo, con figuras que ya sobrepasaron la barrera de los 100 millones de dólares. ¿Cuánto valen las escapadas de Messi, la fuerza de Tevez, los goles de Agüero?

Si bien la calidad de los jugadores y su talento son características imposibles de medir con una tabla exacta, en cierta manera se puede tener una idea.

Repasando los nuevos datos que tienen que ver con los hombres de ataque de la selección argentina, sus cláusulas de rescisión y el precio de sus pases en el mercado internacional, se llega a la conclusión de que la suma de dinero es envidiable, como para repartirla en varias cuentas bancarias.

En el primer escalón del podio, de los más caros, está Lionel Messi, cuya cláusula para liberarlo del Barcelona asciende a 150 millones de euros.

Messi vale tanto como el presupuesto anual del club en el que juega. Pero a esa cantidad hay que añadir el IVA que debería pagar cualquier club que quisiera contratar a la estrella argentina, así como el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que alcanza el 46 por ciento.

Vistas las cifras, su valor está cercano a los 300 millones de euros, algo sin comparación en el fútbol mundial.

Carlos Tevez, del Manchester United, podría costar a estas alturas unos 100 millones de dólares. Cuando fue transferido al conjunto “rojo” inglés, éste pagó —según las cifras publicadas— unos 60 millones de dólares al también club inglés Westham United.

El Atlético de Madrid no quiere soltar al “Kun” Agüero, y él dice que se siente cómodo donde está. Sin embargo, desde Italia ya han empezado a lanzarse “globos de ensayo”, a ver hasta dónde se puede llegar para dar vía libre a una probable transferencia. Lo último que se conoció es que el presidente “rojiblanco”, Luis Suárez, medio en broma, medio en serio, indicó que el yerno de Maradona vale “sólo 60 millones de euros”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario