Buscar este blog

miércoles, 20 de mayo de 2009

Prohíben repartija de boletos a los barrabrava de Oriente y Blooming. No hay solución de fondo

;
El Deber

Es un parche al problema. Tras la balacera del fin de semana entre dos grupos de la barra de Blooming y, cuyo saldo fue de dos personas heridas con arma de fuego, la Fiscalía suspendió el ingreso gratuito al partido del domingo a los hinchas de la academia cruceña y a los de Oriente. A pesar de ser la primera medida para evitar que más sangre se derrame, previo al clásico cruceño 140, aún no hay una solución definitiva al problema, porque queda flotando la pregunta: ¿Y qué pasará después?
Conocidos los sucesos del domingo por la noche, el Ministerio Público organizó una reunión de emergencia con los dirigentes de los dos clubes y miembros de la Policía, en la que se determinó suspender la entrega de los 300 boletos de cortesía que Oriente debe dar a sus pares de Blooming, tal como ellos lo hicieron antes.
Según Wálter Muñoz, fiscal de seguridad ciudadana, el club albiverde enviará los talonarios con los boletos a la academia, que a su vez los hará llegar a la Fiscalía de Distrito mediante una carta notariada y acompañada de los carnés de sus seguidores, que los acredita como miembros de la barra brava y que servían para ingresar al estadio. Pero la prohibición no es del todo una solución, ya que los ‘barras’ podrán entrar al escenario deportivo si pagan sus entradas.
La barra de Blooming ya sabe de estas sanciones, pues hace unos meses le prohibieron el ingreso para un clásico y, en ese entonces, para solucionar dichas diferencias los representantes de ambos grupos, Banda 46 y Los Chiflados firmaron ante el fiscal un convenio de no agresión, el que sólo sirvió para un clásico y luego los problemas continuaron.
Lo que se inició en agosto de 2008 crió raíces entre los bandos y, al parecer, no hay miras de solución. Todo comenzó cuando Los Chiflados viajaron por su cuenta a Asunción (Paraguay) para ver el partido por la Copa Sudamericana entre Olimpia y Blooming. En el estadio Defensores colgaron las banderas que llevaban el nombre de su bando y no así el de la Banda 46, lo que originó la molestia de este grupo, por lo que decidieron tildarlos de traidores, comenzando así las primeras diferencias.
Unas semanas más tarde, en un clásico que fue postergado por la lluvia, ambos grupos se enfrentaron por primera vez y luego los ‘choques’ se fueron dando al final de cada partido.
Miembros de Los Chiflados recibieron permanentes amenazas. El último caso, previo a la balacera, sucedió una noche antes en un restaurante de la avenida Cañoto, donde Carlos Reja, presidente de Los Chiflados y uno de sus familiares ingresaron a comer pollo, siendo agredidos por un grupo de integrantes de la Banda 46.
Carlos Bendeck (Pimpo), presidente de Blooming, y Dorian Montero, gerente de Oriente, coincidieron en señalar que acatarán lo que dice la Fiscalía. Bendeck dijo que él había advertido a sus barras de las consecuencias de las peleas y que ahora no queda otra que obedecer.

Algo más

Una reunión clave
Los detalles del operativo de seguridad para el partido del domingo en el estadio Tahuichi Aguilera serán definidos en la reunión de mañana, que se realizará en las oficinas del Ministerio Público y en la que participarán la Intendencia Municipal, el Servicio Departamental de Deportes, la Fiscalía de Distrito, la Liga, miembros de grupos de barras enfrentados y delegados de los dos clubes. El encuentro está programado para las 9:00.

No es la primera vez
A pesar de que en estos momentos la barra de Oriente se está portando bien en el estadio, no se debe olvidar que en enero de 2008 fueron los integrantes de este grupo los que protagonizaron un tiroteo en las afueras del estadio Tahuichi y en el que tres personas resultaron heridas, dos con armas de fuego y una con arma blanca. En esa oportunidad, Ángel Pérez, alias ‘Chichi’, fue procesado y un juez lo envió a la cárcel de Palmasola.

Cámaras filmadoras
La empresa de seguridad Falcon utilizará las cámaras filmadoras en el sector de las barras, con la finalidad de lograr identificar a los promotores de algún acto de violencia o desmanes dentro y fuera de la cancha. Asimismo se anuncia que se redoblará el número de personal de seguridad en el estadio. Sobre la cantidad de efectivos policiales que estarán presentes, se dijo que esto se definirá en la reunión de mañana.

Dos días para vender
La dirigencia de Oriente Petrolero anunció la puesta en venta de 32.000 entradas para el clásico del próximo domingo. Los boletos estarán al alcance de la gente el sábado y domingo, desde las 9:00 hasta las 18:00, en las boleterías del estadio Tahuichi.
El dirigente albiverde Dorian Montero dijo ayer que su club, que oficiará de local para efectos de recaudación, está cuidando celosamente todos los detalles de seguridad para evitar falsificaciones que generen pérdidas a la institución.
La entrada más cara costará Bs 150 (sector butaca) y la más barata Bs 15 (curva menor).
Montero comentó que la dirigencia está preparando una recepción especial para el equipo el día del clásico, con fuegos artificiales y el aliento de simpáticas porristas con los colores del plantel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario