Buscar este blog

martes, 31 de agosto de 2010

El Tigre perderá tres unidades por su descuido

;

El directorio de Blooming decidió anoche que impugnará el partido del domingo, disputado en el Tahuichi, después de que la entidad paceña hiciera jugar a cinco extranjeros.

Las últimas esperanzas que tenían los dirigentes de The Strongest de no perder tres unidades más por haber hecho jugar a cinco jugadores extranjeros, en lugar de los cuatro que permite el reglamento, se diluyeron anoche después de que Blooming decidiera impugnar el partido del domingo disputado en el estadio Tahuichi Aguilera.

Por el error cometido en la capital oriental, al Tigre le quitarán tres unidades de las acumuladas, que no beneficiarán a nadie porque perdió frente al cruceño 2-1. La nueva tabla de posiciones será estructurada una vez que el Tribunal de Justicia Deportiva de la Liga (TJD) emita fallo y ordene su ejecución.

A los 28 minutos del segundo tiempo de ese partido, el técnico atigrado, Néstor Craviotto, ordenó el ingreso del brasileño Thiago Leitao en lugar de Marcos Paz. Ni el estratega ni ninguno de los stronguistas que estaban ese momento en el estadio se dieron cuenta de que en el campo de juego ya estaban los cuatro extranjeros que indica el reglamento y que con el brasileño eran cinco.

La falta estaba consumada. El delegado de Blooming en ese compromiso, René Rosado, observó la situación en la planilla. Ese acto no fue más que el anticipo de lo que se desencadenaría ayer en la reunión de directorio del club cruceño.

La impugnación será presentada hoy (en el tiempo de 48 horas después del compromiso) mediante una nota a la Liga y el desembolso de 3.000 dólares americanos. Una vez que se reciba la documentación, será derivada de inmediato al Tribunal de Justicia Deportiva de la Liga, instancia que —como determina la norma— en tres días hará conocer el fallo, que por los antecedentes con seguridad le dará la razón a la entidad cruceña.

Fue el presidente de Blooming, Carlos Bendeck, quien informó anoche que por una decisión mayoritaria de su directorio se decidió impugnar el partido.

Bendeck había declarado el domingo por la noche a Acción: “A mí no me gusta impugnar, pero en el club la directiva también tiene la palabra”. Lo que había despertado alguna ilusión en la dirigencia atigrada.

Anoche explicó que después de varias consideraciones en la reunión de dirigentes, se procedió a la votación, en la que 17 votaron por el sí y solamente tres por el no.

Dijo que la consideración que más pesó para obrar de esta manera fue que se trataba de una falta muy evidente y no presentar la impugnación habría resultado un mal precedente. “Probablemente varios clubes hubieran creído que habíamos negociado (con los dirigentes de The Strongest)”.

El titular bloominista, sin embargo, había declarado por la tarde, durante el acto de reconocimiento a la Selección Nacional sub-15 preparado por la Federación Boliviana de Fútbol, que debía impugnarse “porque se atentó contra el reglamento”.

En La Paz, Ronald Crespo, presidente del Comité de Fútbol de The Strongest, no ocultó su tristeza por lo sucedido. “Lamentamos muchísimo la decisión de Blooming, que no refleja la decisión del Consejo Superior de la Liga, en sentido de luchar por la unidad del fútbol boliviano, porque sacar ventaja de esta manera no es lo más aconsejable”.

Dijo además: “Hemos cometido un gran error, por eso queremos pedirle perdón a la afición y a los hinchas aurinegros”.

Anunció que sostendrá una reunión con el cuerpo técnico para ver qué decisiones se toman, las que será transmitidas al presidente Sergio Asbún.

Se mostró contrariado porque dijo que existe gente en la misma institución que “quiere ver rodar cabezas”, pero aseguró que, pese al mal momento, “vamos a salir adelante”.

Por la tarde, cuando retornó con la delegación de Santa Cruz, declaró que a la dirigencia le corresponde decidir cuál camino seguir, pero por ahora “no voy a renunciar, sí voy a dar las explicaciones que corresponden”.

Dijo que si algún miembro del directorio le pide su renuncia “deberá ser una persona que tenga la moral para hacerlo”.

DT dice que será recordado por el error

El técnico de The Strongest, Néstor Oscar Craviotto, admitió ayer que pensó en renunciar a su cargo después del garrafal error que cometió el domingo, cuando hizo jugar a cinco extranjeros al mismo tiempo (el reglamento sólo permite cuatro) en el partido frente a Blooming; sin embargo, ya con la cabeza fría decidió continuar al frente del plantel, pero está seguro de que ese episodio marcará su paso por el Tigre.

“No se va a olvidar nadie” que Craviotto dirigió a The Strongest en Bolivia, admitió ayer.

Cree que la gente se acuerda más “de lo malo, de lo negativo”. Recordó, por dar un ejemplo, que en su carrera deportiva convirtió 42 goles, en todos los equipos que jugó y también en la Selección argentina, pero en su país se acuerdan más de un autogol que hizo en un partido amistoso contra Dinamarca y no de los que marcó a favor.

El domingo, apenas terminó el partido, asumió total responsabilidad por lo sucedido. Ayer, pasado el mediodía, cuando la delegación atigrada retornó a esta ciudad, volvió a manifestar: “El único responsable soy yo, me equivoqué en hacer el cambio. No echo la culpa a nadie más, porque me dejé llevar por la vorágine del partido, creí que lo podíamos empatar, todos estábamos de la misma manera, todos queríamos lo mismo, pensábamos que podíamos dar vuelta el resultado”.

Dijo que cuando hace las cosas bien, “cuando las cosas son a favor, seguramente voy a salir en el diario, pero con las cosas en contra también tengo que salir en el diario y bancármela (aguantarme)”.

En reiteradas oportunidades ofreció su disculpa a la gente, a los hinchas y también a los dirigentes por el error. Comentó que ha empezado a pagar esa falta porque “nos estamos sintiendo muy mal”. Es momento de revertir el mal momento, “no me puedo quedar con que me equivoqué, si nos sacan los tres puntos más, estaremos a seis puntos de los punteros. Creo que estamos a tiempo de enmendar todo lo que hicimos, tenemos la posibilidad, porque recién van seis fechas, faltan por jugarse una cantidad importante de puntos. Vamos a dar lucha igual”.

Al día siguiente del incidente se mostró más tranquilo, porque recibió el respaldo del presidente Sergio Asbún, aunque admitió que pensó en dar un paso al costado. “Pero la otra vez —recordó su pasó por el Santiago Wanderers chileno— pasamos el terremoto en Chile (el 27 de febrero) en un piso 11 y me la banqué. Esto es algo parecido, por lo menos esta vez no corrimos peligro de muerte, la otra vez sí, así que creo que hay cosas más graves, estamos a tiempo como para solucionarlas”.

El club ha recibido varios golpes en los más de dos meses que se encuentra al frente del plantel: un amago de huelga, un paro de actividades de nueve días del plantel, “y ahora me tocó a mí, así que venimos de golpe en golpe, pero no hay problema, hay que seguir”.

La otra mirada

RESPONSABLES

Lo mismo que el técnico Néstor Craviotto, los jugadores y dirigentes de The Strongest se han declarado responsables de lo sucedido el domingo en Santa Cruz. Marcos Paz y Pablo Vázquez aseguraron: “Todos somos responsables”, pero ahora es el momento de levantar la cabeza y mirar para adelante.

EL CAPITÁN

Rosauro Rivero, el capitán del equipo, aseguró que en este momento es poco lo que se puede hacer. “Ya está, las cosas se dieron así. No hay que hacer tanto drama por lo que pasó. Ahora tenemos que mirar al frente. Estas cosas tienen que hacernos mucho más fuertes y tratar de seguir peleando el campeonato”.

VUELTA AL TRABAJO

Tras el partido domingo frente a Blooming en Santa Cruz y la jornada de descanso de ayer, el plantel atigrado retornará hoy a las prácticas pensando en el partido del sábado frente a Wilstermann, por la octava fecha.

PALACIOS, HABILITADO

Luis Palacios cumplió los dos partidos de suspensión con los que lo sancionó el Tribunal de Justicia Deportiva, por las agresiones verbales que lanzó a Marcos Ferrufino, DT de San José, después del partido del sábado 14 en Oruro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario