Buscar este blog

martes, 22 de abril de 2008

Conmebol le da a la FIFA carta blanca a futuro

;
La Prensa

La nueva carta de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), dirigida a la FIFA para que ésta admita la disputa de partidos de eliminatorias en La Paz, parece un ruego a Joseph Blatter. Lo peor de todo es que, a nombre del fútbol del continente, el paraguayo Nicolás Leoz y los argentinos Julio Humberto Grondona y Eduardo Deluca, que firman la misiva, comprometen que en el futuro se aceptará cualquier determinación de la Federación Internacional, incluso el veto definitivo al fútbol en altura.

El titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, en conferencia de prensa ofrecida ayer en Santa Cruz, hizo conocer el texto mediante el que la Conmebol se dirigió a la FIFA, tras la comunicación de ésta a Bolivia, de que La Paz estaba inhabilitada definitivamente para partidos de eliminatorias y que debía hacer conocer a la brevedad posible la designación de otra sede.

“Consideramos que si pudiéramos concluir estas eliminatorias como le solicitamos, estaremos en condiciones de asimilar cualquier directiva que emane en el futuro con relación a este tema”, le dicen los dirigentes sudamericanos a Blatter. Con ello, dan a entender que, si la FIFA acepta que las eliminatorias continúen en La Paz hasta el final de la competición rumbo a Sudáfrica 2010, Sudamérica aceptará incluso el veto a futuro.

Chávez no hizo ningún comentario al respecto. En cambio, anunció que también está buscando un contacto con el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, el principal opositor a que se juegue en la altura, para que ceda en su posición y permita a Bolivia jugar en La Paz.

La Conmebol envió una nota que pinta de cuerpo entero su debilidad para defender la altura.

“Volvemos a molestar a usted, debido a que los Presidentes de nuestras Asociaciones Nacionales afiliadas, en la última reunión del Comité Ejecutivo del día 3 de abril pasado, requirieron volver a peticionar el tema en cuestión, con base en los siguientes argumentos:

Sin querer lastimar, ni cuestionar, la decisión del Comité Ejecutivo de la FIFA, es imposible disponer de los periodos de aclimatación exigidos, debido a que el Reglamento del Estatuto del Jugador no permite la cesión de los jugadores por el plazo estipulado.

La casi totalidad de los Presidentes manifestaron su conformidad de continuar y finalizar la disputa de las eliminatorias, igual como se habría programado antes de la resolución del Comité Ejecutivo de la FIFA. Éste es el argumento fundamental que se esgrimió en la reunión de Asunción”.

También hacen saber a Blatter que, debido a este asunto, se rompió la unión entre los miembros de la Conmebol.

“Por primera vez, Señor Presidente, vemos quebrantada en nuestro seno la unidad de criterios que siempre caracterizó a nuestra Confederación.

También por primera vez en toda nuestra gestión se vivió una situación difícil como la presente. Por este motivo es que nos atrevemos a solicitar su comprensión, y nos tienda una mano para solucionar este difícil trance.

Nos sentimos apenados por crearle a la FIFA esta dificultad en su imagen en cuanto a la seriedad de sus determinaciones, en este momento de gran esplendor y capacidad de organización. Creemos que nadie mejor que usted para encontrar la luz que nos permita una salida a este delicado asunto y continuar con la hegemonía que caracterizó siempre a la Conmebol”.

Los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no hicieron ningún comentario adicional. En un comunicado, la entidad anunció que “en los próximos días el Presidente de la FBF se ausentará del país para sostener una reunión con el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ricardo Teixeira, para intercambiar criterios sobre este tema y así poder tener la solidaridad y comprensión de su asociación”.

Según Chávez, Blatter se comprometió a conversar con los presidentes de las demás confederaciones que forman parte del Comité Ejecutivo de Emergencia de la FIFA y de la misma manera lo hizo el vicepresidente Julio Grondona, a fin de comprometer una revisión de la medida adoptada.

Las frases

La posición de la FBF es oficial e innegociable, irrenunciable por una cuestión de principio y de soberanía y de derecho ante el atropello y atentado que está sufriendo el pueblo de Bolivia, no sólo la ciudad de La Paz”

Nosotros adoptamos una posición en sentido de rechazar de manera oficial la solicitud de la FIFA para designar otra sede. Nuestra sede oficial para jugar los partidos de las eliminatorias es el estadio Hernando Siles”

Carlos Chávez

Presidente de la FBF

De rodillas ante Blatter

Hincarse ante Blatter como Leoz y compañía lo están haciendo es lo que menos podía esperarse de una institución que se dice fuerte como la Conmebol, cuando ésta debió hacer sentir el poder que por años pareció tener en el contexto del fútbol mundial y hacerle entender a la FIFA que está ultrajando a la que se suponía era parte fundamental de su estructura.

La FIFA pasó por alto las determinaciones que la Conmebol tomó por mandato de nueve de sus diez miembros, y con ello no ha hecho otra cosa que dar a entender que esa mayoría no vale nada, si la minoría en este caso está representada por un poderoso como Brasil.

La solidaridad sudamericana con Bolivia por la altura debería ser manifestada a través de una dura posición, y no mediante ruegos que, si “san Blatter” los escucha, podrían derivar —en el mejor de los casos— en que las actuales eliminatorias se terminen jugando en La Paz, pero después nunca más, algo que Leoz y compañía, con el aval del boliviano Carlos Chávez, están ofreciendo para que a partir del Mundial 2014 se le ponga una clausura definitiva al estadio Hernando Siles.

Dicho sea de paso, algunos en el país aplauden aquel extremo y no disimulan su euforia porque esté llegando el fin de La Paz como sede natural de la Selección. En cambio, haciendo leña del árbol caído, postulan a su región como primera opción para albergar el fútbol de la “Verde”, siendo que en el pasado no fueron capaces de llevarse la sede con argumentos válidos que tengan que ver sólo con el terreno futbolístico, que es de lo que se trata.

Allá aquéllos que, por encima de valores como la solidaridad o la soberanía, creen que la FIFA es omnipotente, y que a la defensa del fútbol en la altura la quieran mezclar con movimientos políticos que a la luna la han partido por la mitad.

Menos mal, por estos lados la pelota seguirá completa y rodando en el verde césped a miles de metros sobre el nivel del mar; el fútbol seguirá existiendo, con Selección o sin ella, y la lucha contra la discriminación no cesará. Con la bendición de la Mamita de Copacabana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario