Buscar este blog

sábado, 2 de julio de 2011

Un empate que bien pudo terminar con una victoria

;
La Prensa

Argentina y Bolivia igualaron en un gol en el cotejo inaugural de la Copa América. Martins tuvo en sus pies la chance de marcar el segundo de la Verde.

Ni el más optimista de los bolivianos se habrá imaginado un empate de la Selección Nacional frente a la constelación argentina anoche en la inauguración de la Copa América. A tono con el mal tiempo en la región, la Verde dejó fría a la albiceleste con la igualdad a un tanto en el estadio Único de La Plata.

Hasta pudo ganar Bolivia, Marcelo Martins todavía debe estar pensando cómo falló la inmejorable oportunidad que tuvo de clavar el segundo gol en el momento en que los argentinos eran un concierto de desesperación e impotencia.

Luego, cerca del final, Jaime Robles también tuvo otra opción que pudo dejar sin nada al cuadro local, pero la pelota que iba al arco fue desviada por un zaguero, para alivio del anfitrión.

El empate frente al rival más duro de la serie permite soñar en pasar a la siguiente fase del torneo, el examen más difícil pasó, pero en el fútbol cada partido es una historia diferente y habrá que mejorar lo mostrado anoche para pensar en la siguiente fase.

Bolivia cumplió con fidelidad al estilo de juego que tiene Gustavo Quinteros cuando sus equipos juegan en condición de visitante, sus dirigidos cumplieron a rajatabla de la disposición táctica, ninguno de los jugadores hizo más de lo que debía.

No hubo marca personal a Lionel Messi, pero en la mayoría de los pasajes, los hombres con vocación de marca le cortaron el circuito, la estrella del Barcelona español tuvo la pelota pero no pudo conectarse con sus compañeros de ataque.

El despliegue físico ayudó sobremanera a cumplir el objetivo, funcionó bien el relevo en las marcas, de media cancha hacia atrás hubo un grupo de futbolistas ordenado y atento para evitar que la pelota llegue hasta el arco defendido por Carlos Arias.

Después de 20 minutos de aguantar estoicamente el embate de los argentinos, Bolivia se plantó en la cancha y pudo salir de la asfixia a la que estaba sometida. Desde el inicio de las acciones, el tridente de ataque formado por Messi, Lavezzi y Tevez intentó romper el cero, no lo hizo porque desde el arquero los jugadores bolivianos estuvieron inspirados.

A los 13 y 22 minutos se vieron la primeras aproximaciones de la Selección, primero fue Marcelo Martins con un remate de tiro libre, luego Edivaldo Rojas de media distancia exigió a Sergio Romero, quien respondió bien.

En la recta final de la primera parte, Argentina tuvo dos ocasiones, pero Arias dijo no, en la primera mandó al tiro de esquina un remate de Tevez, y en la segunda, detuvo a medias un derechazo de Lavezzi que luego Cambiasso la mandó por arriba.

Apenas comenzó el segundo tiempo, Edivaldo Rojas, con un taco espectacular, aumentó la desesperación del cuadro local,a los tres minutos conectó de derecha un centro de Jhasmani Campos, la pelota pasó por entre las piernas de Éver Banega, fue un blooper de una de las estrellas argentinas. (0-1). Increíble para propios y extraños.

Bolivia estaba demostrando con esa conquista que Argentina no era el rival temible, que tenía problemas y que estaba jugando mal, fue un equipo que apeló a la técnica de sus figuras antes que al juego de conjunto.

Cuando más desesperado estaba el cuadro de Batista, Martins pudo liquidar el pleito, encaró solito hacia el arco, el intento de eliminar a Romero le salió corto y el golero alcanzó a tocar la pelota con la mano, recuperó el nacional pero su remate fue débil y el arquero pudo reaccionar y quedarse con le pelota (21’ST).

El alivio llegó a los 31 minutos, Sergio Agüero, de volea, marcó la igualdad, Burdisso lo habilitó bajando la pelota con el pecho; fue el bálsamo de tranquilidad.

El recién ingresado Arce protagonizó una jugada de crack por la derecha y habilitó a Jaime Robles, su tiro de media distancia encontró un rival que despejó la pelota.

De ahí hasta el final, Argentina atacó por todo el frente, pero si no era Arias, había siempre una pierna que desviaba la pelota. El arquero boliviano tuvo dos buenas intervenciones (41’ y 48’), en las que fueron las atajadas del partido, que acabó en empate cuando bien pudo haberse quedado con el triunfo.

El gol de taco de Edivaldo puede ser clave para la clasificación

Un gol de taco hizo que Bolivia empate en el debut, ese gol que significa un punto puede ser el del boleto a la segunda fase. Edivaldo Rojas Hermoza, el nuevo jugador boliviano, fue el autor de la conquista en su debut oficial en la Selección.

El tiempo que la Verde estuvo en Benavídez sirvió para que el jugador del Naval de Portugal se haga conocer y conozca a sus compañeros de Selección. Ha formado con Marcelo Martins una buena sociedad, los dos bajan hasta tres cuartos de cancha para recuperar pelotas y generar ataque, alternaron bien en las situaciones que tuvieron.

El “brasileño” pero de madre boliviana coronó una buena actuación con un gol de taco. Es cierto que Éver Banega se sorprendió con la acción, pero el boliviano tocó con calidad el centro de Campos y comenzó a festejar al ver cómo la pelota superaba al mediocampista del Valencia español.

Corrió hacia el banco de suplentes para fundirse en un abrazo con los que todavía son sus nuevos compañeros, con su bonito gol y su actuación se ha ganado un lugar en el equipo. Si continúa mostrando sus cualidades futbolísticas, será muy difícil que pierda su lugar en el equipo.

LA OTRA MIRADA

LOS AMONESTADOS

Se mostraron seis tarjetas amarillas en el encuentro: dos en Argentina, a Carlos Tevez (38'PT) y Ezequiel Lavezzi (38'ST). En Bolivia fueron amonestados Wálter Flores (35'PT), Luis Gutiérrez (39'PT), José Luis Chávez (31'ST) y Ronald Rivero (43'ST).

El reglamento del torneo señala que el jugador que sea amonestado dos veces se pierde automáticamente el próximo partido.

OTRAS FIGURAS

Carlos Arias y Jaime Robles fueron otros jugadores bolivianos que se destacaron en la cancha, con su aporte Bolivia sacó un valioso empate frente al anfitrión. En Argentina tuvieron destacada actuación Angel di María y Carlos Tevez.

DEL PUEBLO

Cuando la pantalla del estadio Único mostró a Carlos Tevez desarrollando la tarea de entrada en calor, estalló una ovación de parte de los hinchas, en cambio hubo pocas muestras de apoyo para Lionel Messi, el jugador del Barcelona todavía no logra atrapar a sus compatriotas.

¿CÁBALA?

El 1 de abril de 2009, Bolivia goleó 6-1 a Argentina en el estadio Hernando Siles; ese día, Carlos Arias, el arquero nacional, jugó con camiseta roja, como anoche en La Plata. El número uno del país ratificó por qué es titular indiscutible.

EL ÁRBITRO

BIEN

Fue tranquila la actuación del señor Roberto Silvera, quien siguió de cerca las acciones y puso paños fríos cuando los ánimos estuvieron cerca de caldearse. Amonestó correctamente a todos quienes vieron la tarjeta amarilla.

LA FIGURA

RONALD RALDES

Es el líder de la Selección de Gustavo Quinteros, su regreso al fútbol de Argentina le devolvió la solvencia y la calidad para dirigir la última línea. Se sienten tranquilos sus compañeros de zona con la seguridad que brinda en ese sector.

SíNTESIS

Argentina 1

Sergio Romero

Javier Zanetti

Nicolás Burdisso

Gabriel Milito

Marcos Rojo

Éver Banega

Javier Mascherano

Esteban Cambiasso

(1’ST Ángel

di María)

Ezequiel Lavezzi

(26’ST Sergio Agüero)

Lionel Messi

Carlos Tevez

DT: Sergio Batista

Bolivia 1

Carlos Arias

Lorgio Álvarez

Ronald Raldes

Ronald Rivero

Luis Gutiérrez

Joselito Vaca

(19’ST José Luis Chávez)

Jaime Robles

Wálter Flores

Jhasmani Campos

(36’ST Juan Carlos Arce)

Edivaldo Rojas

(45’ST Rudy Cardozo)

Marcelo Martins

DT: Gustavo Quinteros

Goles Min. Autor

0-1 3’ST Edivaldo (B)

1-1 31’ST Agüero (A)

Estadio: Ciudad de La Plata

Recaudación: No se dio a conocer

Público: 36.000 asistentes aproximadamente

Árbitro: Roberto Silvera

Asistentes: Miguel Nievas (URU) y Luis Alvarado (ECU)


Jorge Asturizaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario