Buscar este blog

viernes, 18 de septiembre de 2015

Audio Julio Baldivieso se quiebra por la lluvia de críticas

;
Con un nudo en la garganta y al borde de las lágrimas, el ‘Emperador’, Julio César Baldivieso, mostró su lado más débil y vulnerable después de varios días de críticas a su persona por sus declaraciones tras la goleada (7-0) sufrida a manos de Argentina en Houston. Sus palabras molestaron tanto, que originaron la salida de los dos capitanes de la selección, Ronald Raldes y Marcelo Martins, respectivamente.

‘Baldi’ aprovechó los micrófonos del programa radial Futbolmania (se emite en en La Paz) para decirle a la hinchada nacional que tratará de inculcar la mística al grupo de jugadores que tiene la chance de comandar en esta nueva era. “Se me pone la piel de gallina. Tuve la oportunidad de ser capitán muchos años de la selección y cuando se entonaba el Himno derramaba lágrimas, incluso lo hacía cuando se jugaba el partido”, manifestó con la voz quebrantada.

Las críticas a Baldivieso han sido constantes después de sus declaraciones, que dejaron al descubierto la intimidad del vestuario. Para algunos futbolistas, rompió los códigos que existen en el fútbol. “Creo que no nos hemos equivocado, derrepente hemos dejado fuera a un preferido de alguien, pero los que están en este momento son los futbolistas más destacados que quieren luchar por algo importante”, complementó el DT, que dará prioridad a los jóvenes en este nuevo ciclo con el seleccionado nacional.

Julio César, como jugador defendió la camiseta de la selección en 85 oportunidades. Anotó 15 goles y es uno de los cuatro máximos artilleros de Bolivia. “Me siento orgulloso de ser boliviano y de estar al mando de una nueva era de jugadores que quieren darle alegría al país”, finalizó el cochabambino.

¿Qué dijo Baldivieso?

El entrenador dijo:

“El que no quiere estar, no se le puede obligar a defender los colores del país”.

“Tuve una conversación personal con Ronald Raldes, quien me dijo que desde hace años se perdió la chispa por querer jugar en la selección”.

“Fue decepcionante ver que se pedía cambiar poleras tras perder 7-0. Antes yo lloraba en el vestuario”.

1 comentario: