Buscar este blog

lunes, 22 de junio de 2009

Apertura 2009 19na Fecha: Bolivar 0 - Wilstermann 0

;

La Prensa


A Bolívar le puede costar muy caro no haberle ganado ayer a Wilstermann (0-0) en Miraflores. Un tropiezo así en plena recta final del campeonato, en la que los puntos valen oro, significa un retroceso que a la larga se puede pagar con la pérdida del título, y más tomando en cuenta que otros equipos que también están en la lucha van a gozar de mejores opciones de aquí hasta el final del certamen.

Fue uno de los “coleros” el que le hizo a la “Academia” esta herida que probablemente no termine de cicatrizar rápido. El “Aviador” se marcó un objetivo, sumar siquiera un punto en su lucha por eludir el descenso, y se salió con la suya, teniendo como principal virtud el orden de mitad de cancha para atrás, pero sobre todo porque tiene un gran arquero en sus filas, y ayer Hugo Suárez fue la figura.

No es que Bolívar se haya topado con un frontón, como suele calificarse a los equipos ultradefensivos. Los “celestes” deberán reconocer que al margen de que “Wilster” hizo su trabajo, ellos no hicieron bien el suyo, y tal vez lleguen a la conclusión de que las ausencias pesaron, aunque ello significaría que se trate de un equipo dependiente, por ejemplo de los goles del uruguayo Ferreira, quien fue uno de los que ayer no estuvieron.

El partido, en líneas generales, no fue bueno. Y buena parte de lo malo, de lo pobre, lo aportó el local.

Salvo los primeros minutos —nerviosos en el orden defensivo—, y los últimos, el primer tiempo fue casi en su integridad de Bolívar. Dominó y virtualmente “vivió” en territorio de “Wilster”, pero su gran déficit estuvo en la puntada final. Quizás pudo haberse ido a los vestuarios por lo menos con un gol a favor, pero también la visita, haciendo poco, tuvo su chance.

Un error de Mainguyague y otro de Tordoya dieron pie a las dos únicas llegadas de Wilstermann con peligro cuando todavía era temprano.

Todo lo demás fue “celeste”, con pelota bien recuperada en el medio sector y constante accionar ofensivo. Pero, por lo general, sólo fue en los pies de Da Silva donde se generó el mayor peligro para Suárez.

El brasileño se perdió el primer gol a los tres minutos, luego de que García lo dejara en buena posición para rematar, Charles disparó muy mal.

Bolívar no tuvo en esa fracción otro hombre que preocupara a los “aviadores”; Reinoso, que era el único atacante, casi no participó en el juego, y ni Abdón Reyes ni Ronald Gutiérrez se proyectaron lo suficiente para acompañarlo.

Puede que ahí se explique la mayoritaria participación de Da Silva en las opciones de gol. Un disparo suyo a los 13 minutos se fue alto; otro, pegándole de primera, a los 20’, pasó cerquita a uno de los palos; y luego, un magnífico tiro libre, cinco minutos después, que Suárez alcanzó a sacar del ángulo, en lo que fue la posibilidad más clara que tuvo Bolívar para abrir la cuenta.

Después, casi nada. Dominio “celeste”, sí; centros al área, por lo general sin receptor. Es decir, “Wilster” no se inquietó más en ese periodo.

En cambio, pudo ser la visita la que se pudo haber ido al descanso con un gol a su favor. Olivares lo desperdició en el segundo minuto de adición al no poder definir, con arquero vencido y con arco a disposición, una gran jugada de conjunto de los “aviadores”.

En el arranque mismo del segundo periodo, Bolívar volvió a adueñarse del partido y no tardó en disponer de opciones. Le hizo bien el ingreso de Villalba, sumando un delantero a su antes raquítica ofensiva, además que por los costados aumentó la participación de Charles y Reyes.

Wilstermann, aunque también puso un atacante más (Ríos por Guzmán), perdió fuerza en la mitad de la cancha y su mayor apuesta fue para mantener el cero en su arco y de contragolpe intentar un milagro en el área contraria.

La “Academia” dispuso de tres opciones seguidas entre los 10 y 15 minutos, cualquiera pudo entrar. Primero fue un buen disparo de Reinoso, de media vuelta, que exigió a Suárez; luego, la habilidad de Charles hizo que se sacara la marca de dos y su disparo fue apenas desviado; por último, varios toques culminaron con un remate alto de Villalba.

Wilstermann logró tomarse un respiro y alejar a Bolívar de su arco; pero en la medida que el tiempo transcurría era cada vez más incesante el accionar ofensivo, a la desesperada, del local.

Villalba dispuso de otra opción cabeceando mal a los 23’; a los 34’, Suárez se la jugó ante el paraguayo y salvó lo que parecía la caída de su pórtico, y a los 44 minutos, de nuevo el golero tuvo que ver para que el cero se inscribiera en definitiva en el partido, al sacar estupendamente un cabezazo de Tordoya.

El partido no dio para más. Los “celestes” se fueron de la cancha protestando, creyendo que el árbitro no cobró a su favor algún penal. Quizás más tarde, más calmados, se dieron cuenta que jugaron uno de sus peores partidos y que no tuvieron soluciones ante el planteamiento defensivo del rival, pero válido desde todo punto de vista.

Bolívar no ganó un punto, perdió dos, y eso es lo que probablemente pese más en el recuento final.

La otra mirada

CHAU RACHA

Cuatro partidos le duró a Bolívar la racha de victorias consecutivas en lo que va del torneo. Antes de tropezar ayer frente a Wilstermann con un empate, había derrotado a Nacional Potosí, The Strongest, La Paz Fútbol Club y Aurora; en todos los casos, jugando en Miraflores.

¿DERRIBADOR?

A Wilstermann le ha tocado un calendario en la recta final contra varios de los equipos que están luchando por obtener el título. Ya frenó a dos, la semana pasada a La Paz FC y ayer a Bolívar, con ambos igualó en La Paz. En la próxima fecha recibirá a Oriente, después visitará a San José y por último jugará con Universitario. Todos sus adversarios están peleando arriba.

¿PENALES?

Hubo dos jugadas que dejaron la sensación de que algo hubo. La más clara fue al comienzo del partido, cuando Salinas cayó por una aparente infracción cometida por Tordoya. El árbitro estuvo cerca y dejó seguir la acción. La otra fue en el área de Wilstermann, que tampoco el referí cobro. Los “celestes” le reclamaron además un par de supuestas manos; que si las hubo, no fueron intencionales.

POCO PARA 45 MINUTOS

Analizando fríamente el primer tiempo, sólo fueron dos los “casi goles” en esa etapa. Bolívar tuvo el primero a los 25 minutos, con un magnífico disparo de Charles, de tiro libre, que Suárez atajó notablemente. El segundo fue para “Wilster”, en la mejor jugada de conjunto de esa fracción, la defensa “celeste” fue vaciada y Olivares no pudo definir lo que parecía gol seguro.

¿Y EN EL SEGUNDO?

Wilstermann virtualmente no tuvo ninguna opción de gol, sólo se dedicó a defenderse. Todo fue de Bolívar , por lo menos seis aproximaciones al arco de Suárez con real peligro, y cuando menos tres las ahogó el arquero, evitando la caída del pórtico de la visita.

AMARILLAS TEMPRANERAS

Estuvo bien el árbitro Jordán al frenar el juego fuerte desde el comienzo. El referí no tuvo contemplaciones ni esperó nada para amonestar a los jugadores que se pasaron de la raya. Es así que en los primeros 15 minutos ya había mostrado cuatro tarjetas amarillas, dos por cada equipo. A partir de ahí, los jugadores se tranquilizaron.

EN TOTAL FUERON 10

A Jair Reinoso le sacó amarilla cuando el partido ya había terminado. Por la forma cómo el “académico” fue a reclamarle, el referí debió mostrarle la roja. Jordán amonestó, además, durante el juego a los “celestes” Ariel Juárez, Carlos Tordoya y Augusto Mainguyague; y a los “rojos” Javier Guzmán, Daniel Taboada, Gabriel Ríos, Hugo Suárez, Santos Amador y Jimmy Vaca.

12 Puntos ha dejado escapar Bolívar jugando en La Paz. El empate de ayer ante Wilstermann es el tercero cedido por los “celestes” en Miraflores, que perdieron en dos ocasiones. De 12 partidos jugados en casa, ganaron siete, anotaron 21 goles y recibieron 11.

0-0 En lo que va del torneo Apertura de la Liga, Bolívar empató por segunda vez —ambas en casa— con el marcador en blanco. La primera fue durante la novena fecha frente a Blooming y ayer, ante Wilstermann.

Son sólo ocho los cotejos, de los 114 hasta ayer jugados, que concluyeron sin goles.

Lo que le queda

El panorama se ha complicado para Bolívar si se toma en cuenta que le quedan por jugar dos partidos afuera y sólo uno en casa. Visitará el miércoles a Blooming, recibirá el domingo a Oriente y una semana más tarde irá a territorio beniano de Real Mamoré.

El árbitro

Bien

Una primera gran virtud de José Jordán fue cortar de comienzo el juego brusco con amarillas, no esperó nada para amonestar a los que se pasaron de la raya. Una vez calmados los equipos en ese sentido, tuvo un partido más o menos tranquilo. Entre los pocos errores que cometió está el no haber otorgado una ley de la ventaja cuando “Wilster” escapaba con buena chance.

LA FIGURA

Hugo Suárez

No fueron muchas, pero sí determinantes para el resultado, las atajadas del arquero de Wilstermann. La mejor, en el primer tiempo, fue una estirada evitando el gol de tiro libre de Charles da Silva.

En el segundo periodo tuvo hasta tres buenas intervenciones; la última, con reflejos extraordinarios ante un cabezazo de Carlos Tordoya dentro del área.

Las frases

Perdemos dos puntos porque el juego de Bolívar no tuvo claridad. Faltó que los once de ‘Wilster’ se colgaran del travesaño, pero eso vale. Bolívar no tuvo ni fútbol ni claridad como para vulnerar esa defensa”

Gustavo Quinteros

Técnico de Bolívar

Venimos a buscar un punto, y el gran mérito de este equipo fue que no se desesperó a la hora de marcar. Necesitamos los puntos, los estamos peleando cada partido con sacrificio y con ganas”

Luis Galarza

Director Técnico de Wilstermann

Síntesis

Bolívar 0

Carlos Arias

Ariel Juárez

Carlos Tordoya

Augusto Mainguyague

Ignacio García

(34’ST Antonio Vaca)

Ronald Gutiérrez

(1’ST Aquilino Villalba)

Mario Ovando

Wálter Flores

Abdón Reyes

Charles da Silva

(38’ST Rodrigo Vargas)

Jair Reinoso

DT: Gustavo Quinteros

Wilstermann 0

Hugo Suárez

Jair Torrico

Édgar Olivares

Daniel Taboada

Marcelo Carballo

Santos Amador

Henry Machado

(27’ST Wálter Veizaga)

Guillermo Imhoff

(1’ST Jimmy Vaca)

Javier Guzmán

(7’ST Gabriel Ríos)

Pablo Salinas

Didí Torrico

DT: Luis Galarza

Sin goles

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: 181.060 bolivianos

Público: 15.760 entradas vendidas, 750 abonos y 18.543 libres

Árbitro: José Jordán

Asistentes: Vladimir Tango y Ricardo Calderón

No hay comentarios:

Publicar un comentario