Buscar este blog

martes, 17 de febrero de 2009

“Platiní” confía en que aún se puede llegar a Sudáfrica

;

La Prensa


Erwin Sánchez se aferra a la última esperanza. La Selección Nacional que él dirije está penúltima en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando ya se ha cumplido más de la mitad de la competición. De 18 fechas en total, quedan sólo ocho, y a Bolivia le faltan por jugar cuatro partidos como local y cuatro como visitante.

A “Platiní” se le preguntó ayer si admite que la Selección está “casi eliminada”, y él respondió: “Casi, pero mientras no termine la eliminatoria, nada está dicho”.

Con esa mentalidad, la de pelear mientras no esté dicha la última palabra, Sánchez encabezó el inicio, en La Paz, del primer microciclo de trabajo del seleccionado en el año, tarea que se prolongará hasta el viernes.

La idea que maneja el entrenador es aprovechar lo más posible el tiempo disponible, que será poco. De hecho, los clubes de la Liga han tomado la decisión de ceder a los jugadores convocados para los partidos oficiales con sólo cinco días de antelación, como manda la norma FIFA. Al respecto, “Platiní” no opinó.

La Selección volvió al trabajo después de cuatro meses. Durante todo ese tiempo no se entrenó ni jugó partido alguno, ni siquiera en la anterior fecha FIFA.

“Lo bueno es que los jugadores se han entrenado bien en esta pretemporada y lo que vamos a hacer ahora es recordar todo lo que hemos trabajado, y más recalcar en temas tácticos”, sostuvo.

El 11 de marzo, Bolivia jugará un partido amistoso en Estados Unidos frente a México. El 28 visitará a Colombia por las eliminatorias y el 1 de abril recibirá a Argentina. En esos dos cotejos su suerte podría estar definitivamente echada si no los gana.

El DT dio a entender que de lo que muestren los jugadores ante México dependerá que también estén en los cotejos premundialistas.

“A cada partido hay que sacarle el máximo provecho, y esperemos que nuestros jugadores estén a la altura de las exigencias y ellos mismos se encargarán de demostrar si van a estar o no en la próxima convocatoria”.

También manifestó que ese cotejo servirá para ver a algunos jugadores, corregir fallas y comprobar si “lo que se trabaja en los entrenamientos se las lleva al campo de juego”.

El resultado —agregó— no dirá nada, aunque “cuando es favorable, siempre te da un ánimo extra”, pero “no se trata de partidos de vida o muerte”.

“Platiní” se refirió también al enfrentamiento del 1 de abril con Argentina, y con Diego Armando Maradona, quien es el nuevo entrenador “albiceleste”.

Admitió que ganar ese partido sería especial, porque “Diego es un icono mundial”; sin embargo aclaró que Bolivia jugará “con la misma seriedad y con las mismas ganas” que puso en otros cotejos.

“Los partidos amistosos que ha jugado Argentina al mando de Diego son una señal de que todos los rivales deben tenerle respeto; también nosotros, pero vamos a hacer nuestro trabajo, y si lo hacemos bien, podremos ganarle”, concluyó.

La otra mirada

EL PRIMER DÍA

Fue una labor liviana. El preparador físico José Antonio Vaca tuvo una charla con los jugadores. Luego, éstos efectuaron trotes alrededor del campo de juego y culminaron el corto ensayo con juegos recreativos de fútbol tenis.

Para hoy se ha programado una sesión doble, la matinal será en cancha de Chaco y por la tarde en el estadio Hernando Siles.

FUE JUGADOR DE ERIKSSON

Erwin Sánchez recordó ayer que, en su primera época en Portugal, como jugador del Benfica, fue dirigido por Sven-Goran Eriksson, actual técnico de México. “Es muy reconocido, fue mi primer entrenador en Benfica y tendré el gusto de poder conversar unos minutos con él, y enfrentarlo será una cosa especial. De él aprendí la seriedad, ser un poco frío en tomar decisiones. Ahora él está en México, en una etapa difícil, pero saldrá adelante por toda la experiencia que tiene”, anotó “Platiní”.

PEÑA Y LOS DEMÁS

Erwin Sánchez ratificó que la convocatoria de Juan Manuel Peña (foto) y los demás jugadores que actúan en el exterior, para el partido frente a México, depende de que sus clubes los cedan. Por ahora, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) está haciendo las gestiones para obtener el permiso correspondiente.

La frase

De a poquito se ha ido cambiando la mentalidad de los jugadores. Ellos saben que a la Selección no es venir por venir, sino que estamos representando a un país, y eso lo tienen que hacer con orgullo”

Erwin Sánchez

DT de la Selección

En el primer ensayo estuvieron 18 jugadores

El inicio del microciclo de trabajo de la Selección Nacional aportó sólo una cara nueva, la del volante Julio César Hurtado, el “10” de Aurora que fue convocado por primera vez en la “era Sánchez”.

“Uno trabaja para mejorar cada día y tengo que seguir por ese camino. El cuerpo técnico se fijó en mí gracias a mis actuaciones en Aurora, lo que es una motivación para seguir creciendo”, declaró el futbolista.

“Platiní” dejó en claro que los 21 jugadores convocados ahora tendrán que demostrar sus condiciones para volver a ser llamados, ya para los cotejos frente a México, Colombia y Argentina.

“Sé que para jugar en la Selección hay que estar al 100 por ciento. Para un jugador que recién llega a este grupo sirve mucho la experiencia y quiero dar mis primeros pasos para estar, primero en el amistoso y luego en los dos partidos que vienen por la eliminatoria”, sostuvo Hurtado.

La primera sesión se cumplió ayer por la tarde en el Complejo del Club Chaco, en la zona de Villa Fátima. En ella estuvieron 18 de los 21 futbolistas citados, pues no llegaron a tiempo Jaime Robles, Joselito Vaca y Juan Carlos Arce.

El entrenamiento fue liviano, sin ninguna carga física, ya que la mayoría de los convocados jugó con sus equipos los partidos de la segunda fecha del torneo Apertura de la Liga.

El volante lateral de Bolívar, Abdón Reyes, acusa una molestia muscular, de manera que sólo realizó caminatas acompañado por César Cadima, el fisioterapeuta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario