Buscar este blog

lunes, 23 de junio de 2008

Apertura 2008 17ma. Fecha: Oriente Petrolero 2 - Blooming 1

;

Nuestros encuestados le achuntaron al resultado gano OrientePetrolero por poquito...



El Deber


Lo ganó Oriente. Cuando parecía que se le venía la noche, cuando Blooming lo ganaba con más orden y aplomo, vinieron los goles albiverdes marcados por Hoyos y Maraude. Pero el clásico tenía que acabar con más emoción de la que comenzó porque en descuentos, y cuando la academia apretaba, Galarza se hizo expulsar infantilmente por insultar al juez (él dijo que fue un reclamo airado). Robson agarró los guantes y el banco de suplentes sufría lo indecible, hasta que Ortubé pitó el final. Oriente aún vive tras el 2-1 de ayer.
Pero ganar no fue fácil, porque Blooming jugó un primer tiempo siguiendo el libreto, con orden, utilizando como arma fundamental a Anderson que por izquierda parecía incontrolable. Además estaba el chico Sabja, que mientras estuvo en cancha la academia fue otra porque el volante manejó con criterio el balón y, cuando tuvo chance, se lanzó al ataque aprovechando que la cobertura de Oriente por ese sector, no andaba. Y si Oriente no andaba fue porque Rea, Alexandre y Limberg Gutiérrez estaban muy imprecisos. Ese factor lo aprovechó Boyero (41’), que puso el primero tras centro de Sabja.
La desesperación cundía, porque Anderson, poco antes, a los 27’ y 29’, había estado a tiro de gol. Pero Boyero, cuya producción había pasado casi desapercibida en ese primer tiempo, definió bien el centro de Sabja que tenía a mal traer a Jiménez y Gutiérrez y le abría espacio para que Anderson y Boyero arremetieran con todo. Dio la impresión de que el 1-0 resultaba lapidario para un Oriente que no jugaba bien porque además de Limberg, lucía bajo Marcelo Aguirre acostumbrado a ser punzante en partidos duros como el de ayer.
Poco antes del final de la primera etapa Buenaventura Ferreira ordenó el ingreso de Jhasmani Campos en lugar de Rea cuya lentitud era evidente para un partido de alta tensión. Así se fueron al descanso. Vino el complemento y Oriente tenía la presión de dar vuelta al marcador porque otro resultado no le servía para al menos pelear la Sudamericana. Pero le costó encontrar el camino porque Zabala tenía la misión de tapar a Campos y entre Shiapparelli y Jáuregui se turnaron para cerrarle el camino a Maraude y al empeñoso Alcides Peña.
A los 54’ Blooming tuvo la chance de liquidar el pleito tras un contragolpe en el que llegó con cinco hombres, pero Boyero decidió entregársela a Sabja y al cruce llegó el solitario Jiménez para apagar el incendio. Hasta los 20’ a Oriente le costaba, porque además eran pocos los balones que llegaban arriba obligando a Peña a salir de la maraña de defensores para inquietar.
A los 67’ Peña casi culmina una gran jugada que mandó al córner Lanz, y tras el lanzamiento, en medio de muchas piernas, Hoyos punteó y marcó el empate. El 1-1 elevó los ánimos albiverdes porque Gutiérrez corrió más y a él se le sumó Alexandre bloqueando cualquier intento de Vaca y Gómez por producir fútbol. Cinco minutos después, luego de una gran jugada de Peña que le cedió el balón a Maraude, este definió cruzado y a festejar el 2-1. Golazo. Oriente explotó y en las tribunas el frío se lo mitigó. Quinteros introdujo a Araúz y Mojica en procura del empate, pero el trabajo de Luis Gutiérrez y Almirón fue más, dándole a Oriente aún vida en este campeonato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario