Buscar este blog

jueves, 19 de junio de 2008

Eliminatorias rumbo a Sudafria 2010: Brasil 0 - Argentina 0 video

;
ESPN



BELO HORIZONTE (Servicios de ESPNdeportes.com) -- Argentina hizo valer su orden táctico para sacar un empate 0-0 de visitante ante su acérrimo rival Brasil, que se quedó con las ganas de un triunfo para revertir la mala imagen que muestra hasta ahora en las Eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica 2010.

Un juego de cautela, recargado en el medio campo y escasas acciones de peligro ante las porterías caracterizó el encuentro entre los dos pesos pesados del fútbol sudamericano.

Después de disputar seis partidos, Argentina se mantuvo en el segundo lugar de la tabla con 11 puntos, a dos del líder Paraguay, mientras que Brasil ocupa la cuarta posición, con nueve.

Si bien la igualdad fue el resultado que mejor se ajustó a un desarrollo olvidable por donde se lo mire, el mejor jugador de la cancha terminó siendo Roberto Abbondanzieri por tapar dos pelotas de gol.

La creatividad y el buen juego que podía esperarse al convivir en el campo de juego tantos futbolistas talentosos no aparecieron en ningún momento. Y entonces el clásico más importante de Sudamérica se convirtió en un fiasco.

El silencio con el que la multitud que copó el estadio Mineirao siguió la mayor parte del primer tiempo fue un claro reflejo de lo floja que resultó la etapa inicial, casi un atentado contra el buen gusto futbolero. Quedó en claro que los dos equipos tenían mucho miedo a perder porque fue poco y nada lo que arriesgaron en ofensiva y eso se tradujo en 45 minutos opacos.

Llamó la atención el marcado respeto que Brasil le tuvo a una Argentina que manejó el balón durante mayor tiempo pero que careció de profundidad al atacar. De hecho, la llegada más peligrosa se produjo a los 45 minutos, cuando Fabricio Coloccini metió un pelotazo largo, Lionel Messi se le escapó a Lucio y, al intentar cruzarle el remate a Julio César, le pegó mordido y muy desviado.

Pese a que tuvo la pelota en menor medida, Brasil contó con las dos situaciones más claras de la etapa. A los 22 Roberto Abbondanzieri le tapó espectacularmente un remate franco a Julio Baptista.

Pero al minuto siguiente el Pato casi arruina esa gran intervención al salir a destiempo sobre la derecha, luego de que Robinho burlara el offside que intentará forzar la defensa argentina. Cuando el atacante ingresó al área, el arquero lo tomó de la espalda, pero como Robinho no se tiró y siguió la jugada, el colombiano Oscar Ruiz no sancionó penal.

Si el primer tiempo había sido deslucido, el segundo resultó todavía peor. Se la pasaron prestándose la pelota y fueron contadas las ocasiones en que estuvieron cerca de convertir.

Por el lado de Argentina hubo un disparo elevado de zurda de Julio Cruz, un remate de Lionel Messi que llegó a ser desviado con lo justo por Juan y otro disparo del ingresado Sergio Agüero que se fue por arriba.

Pero la más clara llegó en el minuto final cuando Messi exigió a Julio César y luego tomó el rebote y remató desviado.

Brasil tuvo una sola chance en ese segmento: el tiro libre al ángulo que Abbondanzieri le sacó al córner a Julio Baptista, el más incisivo de los locales.

En definitiva, a Argentina le faltó decisión para ganarle a un Brasil apático y de bajos rendimientos individuales. Pero a Basile le sirvió el empate para al menos salir indemne ante el rival que le había asestado dos 3-0 en su segundo ciclo en el seleccionado.

Dunga, en cambio, se fue abucheado al grito de "burro, burro", pero el empate parece poner a resguardo su continuidad en el cargo.

Este partido de las eliminatorias del Mundial de 2010, jugado en el estadio Governador Magalhães Pinto, Mineirão, de Belo Horizonte, fue presenciado por 53.000 espectadores. Y estuvieron el brasileño Pelé y el entrenador portugués del Inter de Milán, José Mourinho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario