Buscar este blog

lunes, 17 de noviembre de 2008

Play Off partidos de Vuelta: The Strongest 1 - Bolivar 2

;

LA Prensa

El gol que convirtió Jaime Cardozo en el tercer minuto de descuento fue de oro macizo, porque con él The Strongest evitó ser eliminado a pesar de la derrota sufrida a manos de Bolívar (1-2) en el clásico paceño número 160 de la historia liguera, jugado ayer en el estadio Hernando Siles.

Con el 0-2, que parecía encaminarse como resultado definitivo, el “Tigre” quedaba al margen de la temporada y el que se clasificaba era Universitario, que a su vez igualaba en su casa con Real Potosí a dos. Pero mientras en Sucre no se movió el score hasta el pitazo final del árbitro, en La Paz el tanto de Cardozo a los 48’ “revivió” y le dio el pasaporte a un The Strongest que irá a la ronda de perdedores —como rival de San José—, como premio para un equipo que, por lo que hizo en los 90 minutos de ayer, no merecía ser uno de los eliminados.

Porque si hubo un equipo que hizo el gasto, que futbolísticamente tuvo una mejor disposición dentro de la cancha, ése fue el “atigrado”; en cambio Bolívar —al que se lo notó mejor compaginado entre sus líneas con respecto a sus presentaciones anteriores— fue el más práctico de los dos en la definición, y por eso no hay que restar mérito a su victoria.

La “Academia”, que en la próxima instancia se las verá con Wilstermann en el grupo de ganadores, basó su éxito en dos aspectos: solidez defensiva, porque controló bastante bien los intentos de su oponente, y acierto en definición, al menos un par de veces, aunque cabe hacer notar que no generó grandes ocasiones cuando tuvo a su merced a un The Strongest que se había jugado —porque no tenía otro camino— en procura de cambiar la historia.

El gol de Valentierra a los 14 minutos, abriendo la cuenta a favor de Bolívar, fue toda una sorpresa si se toma en cuenta que el que había propuesto jugar hacia el frente —sin grandes opciones, es cierto— fue el conjunto “atigrado”. El colombiano definió con el arco a su disposición después de que un cabezazo de Ramos había hecho rebotar la pelota en el palo derecho de Leo Fernández.

En ese primer periodo, por cada llegada de Bolívar al arco contrario fueron dos las de The Strongest, de manera que el empate se caía de maduro; sin embargo, las suyas las desperdició el “Tigre”, una de Miro Bahía, otra de Bejarano, una tercera de Thiago y hasta dos disparos de Angulo. En la mayoría les faltó puntería.

En contrapartida, Botero se alocó al rematar mal de buena posición y Leo salvó con una gran estirada un disparo de Valentierra, tras una buena acción de Abdón Reyes, el arma individual a la que apeló Bolívar las más de las veces para generar desequilibrio.

En el segundo periodo, el gran pase de Pachi a Botero dejó a éste en gran situación, el goleador utilizó un amague para dejar fuera de acción a Fernández y definió sin oposición. El 0-2 a los 5 minutos de juego fue un balde de agua fría para un The Strongest que tuvo que remar contra la corriente, y lo hizo —mérito aparte— sin perder la confianza.

Carlos Arias pasó a ser valuarte en Bolívar. Dos o tres acciones suyas evitando la caída de su arco reforzaron el triunfo “celeste”, al mismo tiempo que de manera increíble los “atigrados” fueron dejando pasar oportunidades; por ejemplo, dos cabezazos, uno de Cardozo y otro de Leitao, por poco no terminaron con el balón dentro del arco bolivarista.

La apuesta de Peláez, dejando a Botero como único hombre de ataque (en el primer tiempo jugó con dos, incluido Ramos), le dio resultado en el segundo tanto, pero no más que eso. Joaquín tuvo una oportunidad más, que Fernández tapó, y los contragolpes que generó la “Academia” aprovechando el adelantamiento de las filas stronguistas no pasaron de eso.

The Strongest no se quería ir sin al menos anotar un gol, por el que había hecho sobrados méritos. Cardozo fue el de la puntada final y no fue un tanto más, sino el de la resurrección stronguista; por eso, resultado al margen, de Miraflores unos y otros se marcharon contentos.

La otra mirada

¿EL ÚLTIMO CLÁSICO?

La duda queda sobre si el de ayer fue o no el último clásico paceño del año en la temporada liguera. Como los dos equipos siguen en carrera, todavía cabe la posibilidad de que se encuentren un par de veces más. Eso sí, sólo se daría en caso de que “atigrados” y “celestes” accedan a la final del torneo Play off.

SUPREMACÍA “CELESTE”

Bolívar consiguió ayer su segundo triunfo sobre The Strongest en el año. El “Tigre” no ha podido ganarle en enfrentamientos ligueros en este 2008. Los otros cuatro partidos terminaron igualados. En el total de la historia, de los 160 clásicos que disputaron, la “Academia” ganó 66 contra 39 del “Tigre” y se produjeron 55 empates.

¿NO EXAGERA?

Al público le da gusto ver a un jugador eludiendo a cuanto rival se le presenta en el camino. Esa clase de sentimiento provoca Abdón Reyes. Pero a ratos, al mejor futbolista que tiene Bolívar en este momento se le va la mano. Haría bien si se da cuenta de que hay ocasiones en que debe compartir el balón con sus compañeros para beneficio del equipo.

CINCO GOLES EN CLÁSICOS

Arnulfo Valentierra se ha convertido este año en un verdugo de The Strongest. Ayer jugó su sexto clásico luciendo la camiseta de Bolívar (todos los de este año) y anotó su quinto gol. Un promedio notable si, por ejemplo, se lo compara con Joaquín Botero, quien en 24 clásicos hizo siete tantos, incluyendo el de este domingo.

LOS TÉCNICOS

Ricardo Fontana, que en su vida de jugador disputó innumerables clásicos paceños, luciendo ambas camisetas (más la “atigrada”), ayer dirigió su clásico número siete como entrenador, todos al frente de The Strongest. En cambio, para el colombiano Juan José Peláez fue su segundo, dicho sea de paso, el primer triunfo como DT de la “Academia”.

LAS AMARILLAS

El árbitro Marco Villa estuvo perfecto en las amonestaciones. No hubo una que los jugadores no merecieran. Mostró la amarilla a Arias, Ortiz, Leonel Reyes, Botero y Fioretto, de Bolívar; a Arévalo, Ricaldi, Leitao y Miro Bahía, de The Strongest.

El árbitro

Bien

Marco Villa no es un referí muy experimentado, sin embargo el clásico paceño no le pesó nada, lo dirigió con solvencia y casi sin cometer errores. Para las infracciones malintencionadas, para los reclamos airados y hasta para las pérdidas de tiempo siempre hubo una tarjeta de amonestación. No estuvo bien, en cambio, en la distancia de las barreras.

Sin figura

Carlos Arias fue el más destacado del partido, aunque sin alcanzar el rótulo de figura. Tuvo algunas atajadas que impidieron la llegada del gol stronguista más temprano. Por el lado “atigrado” fue importante la labor de Carmelo Angulo, en una doble función, marcando cuando Bolívar atacaba y generando llegada cuando el balón era de The Strongest.

Síntesis

The Strongest 1

Leonardo Fernández

Wílder Arévalo

Ignacio Rolón

Álvaro Ricaldi

Diego Bengolea

(16’ST Jaime Cardozo)

Sacha Lima

Wálter Flores

Carmelo Angulo

Alejandro Bejarano

Thiago Leitao

Miro Bahía

(39’ST Roberto Galindo)

DT: Ricardo Fontana

Bolívar 2

Carlos Arias

Jorge Ortiz

Augusto Mainguyague

Ronald Arana

Ignacio García

Leonel Reyes

Mario Ovando

Abdón Reyes

(30’ST Pablo Salinas)

Arnulfo Valentierra

(37’ST Nahuel Fioretto)

Renato Ramos

(1’ST Daner Pachi)

Joaquín Botero

DT: Juan José Peláez

Goles Min. Autor

0-1 14’PT Valentierra (B)

0-2 5’ST Botero (B)

1-2 48’ST Cardozo (TS)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 438.375.-

Público: 23.982 entradas vendidas, 483 socios y 2.645 libres

Árbitro: Marco Villa

Asistentes: Vladimir Tango y David Villalta

No hay comentarios:

Publicar un comentario