Buscar este blog

domingo, 3 de junio de 2012

Quinteros encontró dos culpables del traspié

;
La Prensa

Además, el DT le echó la culpa al árbitro Intriago, quien, según él, al no pitar dos penales, perjudicó a la Verde.

El seleccionador nacional, Gustavo Quinteros, tomó con calma la derrota de ayer, la cual justificó con dos motivos: la falta de definición y la nefasta actuación del árbitro Alfredo Intriago.
“Prefiero analizar el partido y ver los videos, pero pagamos caro la falta de definición y la actuación del árbitro, situaciones que incidieron en el resultado final”, afirmó.
El entrenador agregó que en el primer tiempo se tuvo tres o cuatro ocasiones de gol que no se convirtieron, además que dos veces le pegó a un defensor chileno la pelota en las manos, que el juez no pitó. “No sé cuántas veces tiene que pegarle la pelota en la mano para que nos puedan pitar un penal a favor, a Bolivia no se le pita. Pero no es totalmente la responsabilidad del árbitro, sino nuestra, por no haber anotado los goles”, explicó.
Luego, en el segundo tiempo, hubo opciones que tampoco se convirtieron. “Tenemos que ver cómo hacemos para mejorar”, agregó el DT con el rostro bastante serio. “Chile jugó menos, le pegó uno o dos y embocó, ése fue un mérito de ellos, pero cuando estuvimos once contra once, fuimos superiores. Por lo demás, creo que vinieron y corrieron de igual a igual. Es evidente que tiene jugadores de gran jerarquía”.
Quinteros puntualizó que ahora hay que sacar los puntos que se perdieron como local en los encuentros de visitante, en los que está demostrado que se puede. “El equipo da todo lo que tiene, y, a veces, más. Lo lamentable es que no se convierte”. Finalmente, reconoció que no hay mucho de donde echar mano, sobre todo en jugadores sub-23, por lo que es difícil variar mucho las convocatorias. “No tenemos muchos futbolistas, sobre todo jóvenes”. El DT se fue con tristeza, se lamentó de no haber podido regalar una victoria a la afición
nacional.

4 derrotas en cinco partidos de eliminatorias es el saldo actual del seleccionado en la presente campaña.

"Deberían preguntarle al árbitro por qué no cobró dos penales. Es una pena todo lo que sucedió”.

Wálter Flores / Capitán

"Faltó el gol. Es lamentable que los árbitros nos perjudiquen. Hubo dos penales que no cobró”.

Pablo Escóbar / VOLANTE

"Es un triunfo dedicado a la afición de Calama, que nos esperó tanto, y a mi familia. No fue una victoria fácil, al contrario”.

Claudio Bravo / ARQUERO

"Creo que Bolivia hizo 15 o 20 minutos muy buenos. Claudio hizo atajadas que nos permitieron manejar el partido, y lo hicimos bien”.

Claudio Borghi / DT DE CHILE

Lejos del mundial

Demasiado premio para Chile. Bolivia pagó muy caro sus errores y los de su entrenador.
La hinchada se pregunta: ¿Y ahora qué? Quedan 13 fechas. Los matemáticos hacen sus cálculos y le dan respiración artificial a este plantel, del cual se puede rescatar la actitud y la hombría que puso ayer en la cancha.
Se escuchó decir que “otra habría sido la historia si el árbitro Intriago cobraba dos penales claros a favor de Bolivia en la primera etapa”, con respecto al arbitraje del ecuatoriano, que debemos puntualizar que no fue de los mejores. Perjudicó notablemente a Bolivia no sólo por esas dos maniobras, sino también por lo severo que fue con los bolivianos.
Al margen de esas consideraciones, Bolivia, una vez más, careció de definición. Pedriel nunca apareció en el partido, Rivero se mostró nervioso y fue coautor del primer gol trasandino en el final del primer tiempo, cuando todos esperábamos la segunda etapa, y con ella el ingreso de Saucedo, Mojica, Andaveris y, por consecuencia, el gol boliviano que nunca llegó. ¿Por qué insistir con Pedriel, si tenemos en el plantel a los dos goleadores de la temporada que actúan en el medio local? Hay muchas interrogantes que rodean a este equipo, al cual Quinteros dirige sin haber conseguido nada hasta ahora.
No fue suficiente el carácter que el equipo mostró en la cancha, necesitábamos mucho más para superar a un rival que por momentos mostró muchas deficiencias en su última línea, lo cual no fue aprovechado por Jhasmani Campos en dos ocasiones, nadie remató de media distancia, una virtud de un hombre que fue olvidado por Quinteros: Gualberto Mojica. Increíble. Muchos aficionados que ayer llenaron el estadio manifestaron que “esto se acabó”, “el Mundial brasileño lo veremos por la tele” y creo que tienen razón. Se supo que Quinteros analiza su continuidad al frente del equipo. La semana próxima viene Paraguay. El hincha, casi con la garganta partida por la bronca, volvió a gritar Baldivieso a todo pulmón.
Lo cierto es que con esta derrota el próximo Mundial se aleja mucho más.

Carlos Enrique Rivera / Director de La Red Deportiva


2 comentarios:

  1. quinteros te vamos a cagar a tiros a toda tu familia x no seleccionar buenos jugadores ya t conozco donde vivis asi q es mejor q renuncies

    ResponderEliminar
  2. escobar flores arce gutierres y el arquero pelotudo vaca ya deberian estar muertos les estoy buscando giles hacen quedar mal al paiz x culpa de ustedes estamos humillados son unos hijos de puta xq no se mueren todos jugadores d la seleccion no saben sacar ni un corner les voy a matar uno x uno asi va cambiar el futbol boliviano asi vamos empesamos de nuevo

    ResponderEliminar