Buscar este blog

lunes, 19 de enero de 2009

Copa Aerosur 1ra. Fecha: Bolivar 2 - The Strongest 1

;

La Prensa

El que mejor jugó sin ser un dechado de virtudes, dando la impresión de que está mejor encaminado a ser con mayor prontitud un equipo, fue Bolívar, y fue el que ganó el primer clásico del año con un gol convertido por Reynoso (2-1) a falta de seis minutos para el final, que destrabó la igualdad encaminada hasta entonces. No es que The Strongest hubiera tenido una mala actuación, pero el mejor fútbol “atigrado” apareció con intermitencias.

La “Academia” manejó el partido, haciendo a ratos honor a la mayor cantidad de nombres con rótulo de “estrella” que tiene hoy por hoy en su formación, y que en algunos casos trajo con la idea de que los fracasos del pasado reciente quedasen como un mal recuerdo y nada más.

También es cierto que Gustavo Quinteros, técnico de Bolívar, tuvo más tiempo que su colega “atigrado” para rearmar el cuadro a su cargo y así adaptarle algunas fichas, como Schiaparelli en la zaga, a una base que ya venía configurada de la temporada pasada.

En cambio, el argentino Julio César Toresani, debutante en nuestro fútbol, ha tenido menos tiempo y va a tener muchas más complicaciones

—por lo visto ayer— como para armar el nuevo “Tigre”, porque del año pasado no ha quedado nada y es bien cierto que cuenta con bastantes menos nombres —en referencia a la fama futbolística de sus jugadores— con los que deberá afrontar un reto tan parecido al de su oponente de ayer: salir de las decepciones.

El partido válido por la Copa AeroSur estaba encaminado al empate, y el 1-1 no hubiera estado alejado de lo que en realidad ocurrió en los 90 minutos. Si bien Bolívar emergió con mejores instrumentos, por momentos The Strongest no desentonó y eso hizo que a ratos fuera un clásico equilibrado.

Así como Reynoso —ingresado poco antes— tuvo la virtud de meter el balón al arco de Grosso a los 39 minutos del segundo periodo, dándole a Bolívar la victoria, antes algún “atigrado” pudo haber embocado, y llevado entonces el triunfo a la tienda del “Tigre”, con lo que queda claro que más allá de la ligera superioridad de la “Academia”, el partido estaba para cualquiera.

De hecho fue The Strongest el que primero se insinuó con un disparo de Galindo a los seis minutos, que mandó el esférico apenas desviado, y el equipo que abrió la cuenta a los 18’, obra del mismo delantero, quien luego de un centro de tiro libre, ejecutado por Ortiz, primero pifió, pero la defensa de Bolívar le dio todo el tiempo del mundo como para rehacerse y enviar el esférico al fondo del arco.

Antes de ese tanto, la “Academia” tuvo una opción, una escapada de Reyes por la izquierda que obligó al arquero “atigrado” a cometer mano fuera de su área para evitarse dolores de cabeza mayores.

En todo caso, y al margen de las opciones, Bolívar era —a esas alturas— el que manejaba mejor el balón, el que lo tocaba con orden —hubo un lapso en que eso se convirtió en imprecisión—, pero hasta mitad de cancha o un poquito más, con un divorcio evidente con su gente más adelantada, porque vanos eran los esfuerzos del chico Vargas y nula la tarea del debutante Villalba.

El “Tigre” pudo haber convertido el segundo apenas pasada la media hora, pero Colque se apresuró en el disparo cuando podía recorrer en solitario unos metros más, a pase de Galindo.

Si la defensa de Bolívar dio licencias en el gol de The Strongest, al no tomar la marca de Galindo, algo parecido ocurrió para el empate: Tordoya apareció con sigilo en el área stronguista y no desaprovechó su oportunidad, le pegó de derecha al esférico y lo hizo dormir en la red, después de un centro desde la derecha. Nadie lo marcaba.

En la recta final de ese periodo inicial, al margen de un gol anulado a Aguirre, que dio la impresión de que anotó en posición correcta, fueron más las opciones que tuvo Bolívar y las que demostraron que terminó más íntegro esa etapa. Grosso tapó de manera notable un disparo de Hoyos, mientras Villalba cabeceó mal y Tordoya estuvo a punto del segundo. Por si fuera poco, otra vez el golero stronguista salvó en el primer minuto de adición a disparo de García.

Para que las emociones de la segunda etapa aparecieran, hubo que esperar unos 10 minutos de nada o casi nada de aporte de parte de ambos cuadros. Justo a los 10’ la pelota le quedó a Hoyos, cuyo disparo fue interceptado por Grosso, quien otra vez salvó la caída del pórtico “gualdinegro”.

Seis minutos más tarde, el veterano Coelho tuvo una chance, se tiró para intentar alcanzar el balón, luego de un centro de Ortiz. No lo logró y Bolívar se salvó de otra caída.

Entre una y otra jugada, la impresión era la misma de antes: la “Academia” manejaba mejor el balón, tenía una defensa más segura y un medio sector más trabajador que su oponente, y que se adueñó del esférico.

El ingreso del brasileño Da Silva, pasados los 20 minutos, sirvió para que se tonificara el medio sector ofensivo “celeste”, un centro de él puso el balón en la cabeza de Villalba, que le ganó a Grosso, pero no le dio buena dirección a su definición.

Una salvada de Arias fue la acción de más peligro que el “Tigre” generó en ese segundo periodo. Con Coelho cansado y luego sustituido, el volumen de juego hacia adelante bajó y The Strongest perdió terreno.

Bolívar no hizo mucho más, pero el tener más tiempo el balón en su poder le dio un plus adicional al que le sacó rédito a los 39’, cuando de un disparo de Da Silva, de tiro libre, Hoyos fue al rescate del balón y lo puso en el centro, donde Reynoso no perdonó para que el primer clásico del año tuviera un ganador.

No fue un gran clásico, pero ambos contendores mostraron algunas de sus armas. Con un plantel más renombrado, Bolívar ha comenzado a perfilar sus intenciones, que no son otras que las de recuperar el título este año. Con menos inversión, el “Tigre” dio a entender que no será un equipo que se rinda fácil, quizás más bien sea un aguerrido, muy de acuerdo con su tradición. En todo caso, lo de ayer fue sólo el comienzo.

La otra mirada

LA OTRA FIGURA

El golero Grosso fue —según Acción— la figura del partido. Sin embargo, el lance tuvo otro hombre destacado, el argentino Alejandro Schiapparelli, muy consistente —salvo alguna mala pasada que le jugó el césped— en el sector defensivo de Bolívar. Su firmeza desde un principio da la sensación de que la “Academia” ha hecho una buena inversión y puede al mismo tiempo encaminarlo a ser un líder en el equipo.

REYNOSO AL RESCATE

Jair Reynoso estaba virtualmente descartado. Bolívar lo confirmó en su plantilla para esta temporada en virtud al contrato vigente con el colombiano. Éste ingresó ayer en el segundo tiempo y rescató a la “Academia” de un empate para, con una acción muy oportuna, darle la primera victoria del año al conjunto de Quinteros.

CONTRA SU “EX”

El pasado reciente de Wálter Flores es “atigrado”. El año pasado se identificó con la camiseta del “Tigre” y hasta fue su capitán. Ayer le tocó defender la “celeste” y no fue un debut en su mejor forma, lo que no quiere decir que no sea buen refuerzo de Bolívar.

Como él, en The Strongest les tocó la misma situación a Jorge Ortiz y Carlos Camacho. El primero tuvo una buena tarea.

REAPARECIÓ TORDOYA

En 2008, Carlos Tordoya no tuvo un buen año. Un accidente lo marginó por buen tiempo de las canchas y en toda la temporada no pudo recuperar la titularidad. El 2009 comenzó de manera diferente para él, como hombre clavado en la zaga de Bolívar y además autor del primer gol.

GOL, ¿MAL ANULADO?

Dio la impresión de que a los 40 minutos el árbitro anuló mal, por indicación de uno de sus asistentes, un gol de The Strongest. Aguirre definió habilitado, pero la posición adelantada fue cobrada a Galindo, que no intervino en la jugada. La interpretación de la terna arbitral fue al revés. El video puede ayudar a determinar quién tiene la razón.

El árbitro

Bien

Wilson Estrada dejó pasar algunas infracciones que vio, en ellas tuvo una apreciación diferente y equivocada a la del resto. Fueron parte de errores menores, pues en la mayoría de sus cobros estuvo correcto. Bien cuando sólo amonestó al golero Grosso por cometer mano fuera del área, algunos “celestes” le pedían que expulsara al golero.

La figura

Damián Grosso

Las veces que evitó la caída de su pórtico fueron determinantes para que The Strongest no perdiera con un score mucho mayor. De comienzo, el argentino demostró ser un golero de buenos reflejos y buena ubicación. Mostró algunos defectos en la salida a cortar centros. Pareciera que ése no es su fuerte.

9 veces han jugado Bolívar y The Strongest por la Copa AeroSur. Con el de ayer, la “Academia” lleva cuatro triunfos contra uno solo del “Tigre”. Las otras cuatro confrontaciones terminaron igualadas.

Cabe recordar que Bolívar no participó en las primeras dos ediciones de este certamen organizado por la línea aérea.

Síntesis

The Strongest 1

Damián Grosso

Jorge Ortiz

Doile Vaca

Herman Soliz

Rosauro Rivero

Wílder Arévalo

Sandro Coelho

(25’ ST Rubén Melgar)

Carlos Camacho

Percy Colque

(44’ ST Franz Parada)

Gustavo Aguirre

(42’ Wálter López)

Roberto Galindo

DT Julio César Toresani

Bolívar 2

Carlos Arias

Miguel Hoyos

(41’ ST Ariel Juárez)

Carlos Tordoya

Alejandro Schiapparelli

Ignacio García

Ronald Gutiérrez

(25’ ST Charles da Silva)

Leonel Reyes

Wálter Flores

Rodrigo Vargas

(26’ ST Jair Reynoso)

Aquilino Villalba

(40’ ST Horacio Ortega)

DT Gustavo Quinteros

Goles Min. Autor

1-0 18’PT Galindo (TS)

1-1 37’PT Tordoya (B)

2-1 39’ST Reynoso (B)

Estadio: Hernando Siles.

Recaudación: 771.510 Bs.-

Público: Entradas vendidas 37.790, libres 1.964

Arbitro: Wilson Estrada

Asistentes: César Nisthaus y Humberto Paz.

1 comentario:

  1. porque no se esta televisando???? quiero ver el fut!!!!!!

    ResponderEliminar