Buscar este blog

miércoles, 28 de enero de 2009

Copa Aerosur 2009 1ra Semifinal: Blooming 0 - Wilstermann 1

;


El Deber
La pobre producción que exhibió Blooming anoche frente a Wilstermann acabó pasándole la factura. Ese mismo equipo que paseó a Oriente en el primer clásico del año, pero que ya mostró falencias en el segundo, ayer deambuló, no tuvo coordinación en sus líneas y acabó desorientado en el Tahuichi al caer por 1-0 en la primera semifinal de la Copa AeroSur.
Era obvia la molestia de los aficionados tras el final del partido. Mientras el equipo ingresaba al camarín, los reproches sonaban fuerte. Sólo el arquero Andrés Jemio acabó aplaudido, ya que, pese a que recibió un gol, fue junto a Jaime Robles lo más rescatable del local. Toque de alerta para la academia que está obligada levantar en adelante, pues Fabricio sigue sin convencer y es evidente que arriba, sin Vieira, el equipo sufre... y mucho.
Anoche Wilstermann sin ser el ‘gran’ equipo se llevó una victoria que la trabajó de a poco hasta que le salió. El técnico Mauricio Soria sólo colocó a Ríos como delantero aunque un poco más atrás ubicó a Argüello para que lo respaldara. Pese a lucir flaco en ofensiva, la visita marcó la diferencia en el manejo del balón, en cómo se distribuyó en la cancha para cerrarle los espacios a Boyero (buena labor de Olivares) y para cortar a Pimenta, Gómez y Chávez que eran considerados los motores del local.
En la primera etapa Chávez se chocó casi siempre con Olivares y cuando lo pasó, estuvo atento Carvallo para no dejarlo avanzar. A excepción de un timorato cabezazo de Boyero, Blooming no fue más. Jair y Didí Torrico jugaron a placer, ya que la pelota les caía con facilidad porque Gómez y el mismo Pimenta estaban demasiados imprecisos. Los cambios de frente y los pases al vacío, que son el fuerte de ambos, no fueron bien utilizados. Para enterarla, a poco de iniciado el complemento, Juan Carlos Sánchez vio la tarjeta roja.
Se abrió la defensa y la labor en ofensiva se le facilitó a Wilster. El gol a los 73’ era un justo premio. Centró Guzmán, le cayó la pelota a Torrico que, frente a Jemio, lo amagó y le cedió la pelota al paraguayo Esteche que no hizo más que empujar la pelota al fondo de las mallas.
Nada que hacer, porque, aunque parecía extraño, Blooming no reaccionaba, careció de actitud y acabó como acabó, derrotado frente a un equipo más ordenado. Boyero y Araúz terminaron incrustados en la zaga y, hasta que culminó el partido, sus esfuerzos fueron estériles. Ganó Wilstermann y se aseguró medio boleto hacia la final. Queda la revancha de este jueves, aunque si Blooming quiere forzar a los shoot out (definición desde los 32 metros), debe corregir bastante en todas sus líneas.



Las frases

“No hay excusas, Wilster nos ganó bien. No podemos depender sólo de Vieira, hay que corregir”
Sergio Apaza / DT Blooming

“Quizá nos faltó orden en el primer tiempo, pero en el segundo mejoramos y ganamos”
Marco Sandy / AC de Wilster

El ojo crítico

El duro

José Luis Chávez / Volante
Entró con plancha
El volante de marca de Blooming no midió la fuerza al momento de disputar una pelota con el zaguero aviador Imhoff, que recibió un ‘planchazo’ en el muslo, que lo dejó tendido por varios minutos. El jugador celeste vio la tarjeta amarilla por esta falta, a los 41 minutos.

Premio limón

Fabricio Brandao / Zaguero
Se mostró muy inseguro
El zaguero celeste no tuvo argumentos para frenar a los delanteros aviadores. Se mostró lento en la marca e impreciso en los pases, cuando intentó salir jugando. Además, no supo salir rápido cuando se intentó jugar al fuera de juego.

Caído del cielo

Francisco Esteche / Volante
Anotó el gol de la victoria
Su presencia en la cancha había pasado desapercibida hasta el momento del gol. El volante paraguayo recibió solo un pase de Torrico, desde la derecha, y tras la salida del arquero Jemio supo colocarla al fondo de las mallas.

El dato

Si Blooming gana por cualquier marcador mañana en la revancha, el pase a la final se definirá por los shoot out

De taquito

Soria, expulsado
Mauricio Soria, que había sido expulsado en el partido anterior frente a Aurora, dirigió medio tiempo a su equipo sin que la terna arbitral o el fiscal de cancha se dieran cuenta de ello. Recién en el complemento ambas autoridades se dieron cuenta de ello y le comunicaron al entrenador que debía salir de la cancha por la sanción que tenía.

Divididos en el Tahuichi
Debido a las diferencias internas en la barra de Blooming, el grupo de Los Chiflados se apostó en la curva poniente del Tahuichi, donde se asientan los de Oriente. En la curva naciente estuvieron los de la banda de los 46.

La figura

Édgar Olivares
‘Cucharón’ Olivares fue lo mejorcito de un partido en el que hubo pocas cosas para rescatar. El jugador aviador se encargó de anular a Boyero. Firme en la marca y pulcro en la salida, fue clave para despejar el peligro de su cancha. Además, empujo al mediocampo para que llegara con rapidez al campo rival.

1 comentario:

  1. Tu título está al revés dice: Blooming 1 - Wilstermann 0

    ResponderEliminar